Local

Cuando las gallinas campaban a sus anchas por la plaza Mayor

Jesús Málaga descubre 'La vida cotidiana en la Salamanca del S XX' en su nuevo libro sobre una ciudad en penumbra que hoy es de las más bellas de Europa

Salamanca es hoy en día Ciudad Patrimonio de la Humanidad, pero hace apenas cien años, era primitiva, pobre de solemnidad, insalubre y los cerdos y las gallinas campaban a sus anchas por las calles y plazas.

 

El exalcalde Jesús Málaga presentó este martes en el Casino el primer volumen de su trilogía ‘La vida cotidiana de Salamanca en el SXX’, en el que da cuenta de cientos de hechos que describen la vida de nuestros antepasados contemporáneos y del estado de la ciudad del Tormes.

Desplácese hacia abajo para ver más texto e imágenes

El casino se llenó para al presentación.

Grosso modo, ocurrían cosas que siguen sucediendo en la actualidad, pero en otro contexto y en medio de un ambiente sombrío, lúgubre, miserable. Se estaba gestando la transformación de Salamanca, que aún tardaría en llegar, pero quizá tuvo que caer tan bajo para resurgir.

El libro es idóneo para «quienes están ávidos de conocer la vida cotidiana contemporánea de Salamanca, una ciudad que se caía a pedazos. Salamanca en la penumbra. La Salamanca comparada con una bella damisela ala que le olían los pies», dijo Málaga ante los asistentes a la presentación de su obra.

«La historia de la Salamanca del s.XXX fue una historia de superación hasta llegar a la actualidad, cuando es Patrimonio de la Humanidad y que ha recibido el titulo del Consejo de Europa de ‘Una ciudad para vivir’. No se puede decir una cosa más bonita de una ciudad. Hoy es una de las más bellas de España y de Europa, a pesar de las pérdidas patrimoniales que sufrió», según dijo Málaga, sobre todo en el periodo del primer libro de la trilogía, que abarca de 1898 a 1923.

Hoy tenemos lo que vemos casi de chiripa. Esa época eran año de hambre, penurias y enfermedades en Salamanca, «una de las ciudades más pobres e inseguras de España», relata el autor.

Se moría por carecer de lo necesario al tiempo que había una oligarquía que iba a la ópera y a la zarzuela. Era una ciudad con infraviviendas, calles oscuras y sin asfaltar, con retretes y urinarios colectivos. Los animales como los cerdos y las gallinas campaban a sus anchas por las calles antes de sacrificarlos para sobrevivir.

Pizarrales empezaba a crearse gracias a la llegada de emigrantes de la provincia, en peores condiciones aún que las de los capitalinos, en busca de una vida mejor y vivían en casas que se hacían ellos solos.

«Salamanca era un valle de lágrimas, pero en el libro también se narran historias divertidas y cientos de datos que ignoramos, como lugares desaparecidos cuya denominación desconocemos hoy y que ocupan otras edificaciones que se conservan, personajes, empresas y comercios para conocer las entidades que jalonaron Salamanca hasta Primo de Rivera», señaló Málaga.

En definitiva, «un libro para el recuerdo, para bucear en una ciudad degradada y hermosa a la vez, necesario para conocer la ciudad donde vivimos», concluyó.

Acompañaron a Jesús Málaga en la presentación del libro el alcalde en funciones, Carlos García Carbayo, el exalcalde Alfonso Fernández Mañueco, el rector de la Usal, Ricardo Rivero, la presidenta de Centro de Estudios Salmantinos, María Jesús Mancho, y el catedrático de Historia Contemporánea de la Usal, Luis Enrique Rodríguez Sampedro.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba