Local

75 años repartiendo perdón a los salmantinos

La cofradía del Cristo del Perdón nació en 1944 y este martes se ha recordado cómo han sido estos 75 años procesionando por las calles de Salamanca

 

Había un dicho en Salamanca que decía así: ‘Para chulos, los del Perdón, que no pasan por el aro’. Se refería, como ha indicado Jesús Málaga este martes en el Casino, donde ha tenido lugar una mesa redonda para celebrar los 75 años de la Cofradía del Cristo del Perdón, a que la procesión del Perdón era la única que no procesionaba por la Plaza Mayor.

El historiador y gran conocedor de la Semana Santa de Salamanca ha comentado en 1944, hubo un resurgir de lo religioso. “En 1942 se da en Salamanca un empujón para potenciar la Semana Santa de la mano de Ricardo Lobato y Guzmán Gombau que impulsan las hermandades y cofradías”.

Málaga y Blazquez han recordado que la cofradía del Perdón era muy potente, la conformaban los comerciantes de la ciudad y en los años cuarenta y cincuenta, tenían mando en plaza. Se podía ver el poderío en los hábitos, por sus labores sociales y porque indultaban a un preso.

“Esta cofradía tiene un singularidad. Llevan consuelo a la cárcel,  hay que redimir, van a llevar ropa, juguetes a los hijos de los presos y la liberación de un preso”, explica Blazquez.

La Cofradía del Cristo del Perdón hoy en día continúa haciendo algunas de estas tareas, como la de ir con los Reyes Magos al a la cárcel, como subrayó Carlos García, director del centro penitenciario de Topas. También, cuando las circunstancias se dan, se indulta a un preso.

Málaga contó como cuando era niño, sus padres los llevaban a ver esta procesión. Iban a la antigua cárcel de Salamanca, lo que hoy es el museo DA2, y allí veían como entraban los cofrades y al final se indultaba a un reo, al que no veían su cara, porque estaba tapada e iba vestido con los mismos hábitos que los demás cofrades. “Mi padre nos decía que se distinguía porque era el que iba detrás de la imagen”.

La Hermandad del Cristo del Perdón se ha ido amoldando a las circunstancias. Ya no salen del convento del que partían hace 75 años, ya no está la cárcel, ahora es un museo, pero “El cristo Cisterciense es una de las mejores imágenes de Salamanca y hay que aprovechar este aniversario para colocar la Cofradía en el lugar donde le corresponde en Salamanca”, explicaron los ponentes.

Jesús Málaga tuvo un gesto de agradecimiento a “Bernardo y Moneo, porque han trabajado duro por Salamanca”. 

Y el ex alcalde relacionó esta cofradía del Perdón y de los indultos de presos, con reos ilustres que hemos tenido en Salamanca y que forman parte de la historia del mundo: Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Francisco de Vitoria y Dorado Montero. “De los cuatro, tres tienen aulas con su nombre en el Edificio Histórico de la Universidad, porque han hecho que el mundo fuera mejor”, concluyó.


Noticias relacionadas

Botón volver arriba