LocalPortada

Irregularidades en el comedor de la escuela municipal de Pizarrales

El Ayuntamiento, a través de la Fundación de Cultura, rescinde el contrato con la empresa del comedor

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de su Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, ha rescindido el contrato con la empresa que prestaba desde 2015 el servicio de comedor en la escuela municipal de Pizarrales, ante las irregularidades detectadas en el tratamiento de los alimentos y los retrasos en el pago de las nóminas de los trabajadores.

 

Recientemente los trabajadores de esta empresa comunicaron a la directora de la escuela el impago de sus nóminas. Por ese motivo, desde la gerencia de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes se efectuaron requerimientos por escrito y verbales a la empresa concesionaria para exigirles el pago de las nóminas. Además, se mantienen diferentes reuniones para exigirles el cumplimiento de sus obligaciones.

Al mismo tiempo la directora de la escuela observa retraso en el suministro de los productos destinados a la elaboración de los menús. En la última inspección realizada a la empresa se detecta un incumplimiento al no especificar la procedencia de algunos de los productos que se utilizan para la elaboración de los menús. Por ese motivo, la fundación incrementa la vigilancia sobre esta empresa e inicia inmediatamente un expediente de rescisión de contrato. Una vez cumplidos los trámites administrativos, se procede a la resolución de dicho contrato y desde mañana será una nueva empresa quien pase a prestar este servicio hasta que se adjudique el nuevo contrato.

La empresa a la que se ha rescindido el contrato venía prestando el servicio de comedor desde el 30 de septiembre de 2015 de manera satisfactoria.

El Ayuntamiento señala, no obstante, que la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, entidad que gestiona la Escuela Infantil Municipal “Los Pizarrales”, y el servicio municipal de Salud Pública «realizan periódicamente todos los controles necesarios para garantizar el correcto funcionamiento del servicio de comedor que se presta en dicha escuela».

Añade que semanalmente se controla el producto para la elaboración de los menús. Cuando se recepciona esta mercancía está siempre presente la directora de la escuela infantil. Además, de manera periódica, el servicio municipal de Salud Pública verifica el cumplimiento de la normativa de higiene para la elaboración de comidas preparadas.

Agrega que la valoración de los padres ha sido siempre muy positiva. En el curso pasado, el 2017/2018, el 91% se mostraban satisfechos o muy satisfechos con este servicio.

Ganemos Salamanca mostró su “preocupación” y pidió “un control más exhaustivo” en la gestión de las escuelas infantiles municipales por parte de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, responsable de este tipo de centros.

La entidad ha decidido rescindir el contrato a la empresa encargada del comedor de la Escuela Municipal Infantil (EMI) Los Pizarrales tras haber tenido conocimiento de impagos a las personas trabajadoras, ingresos de nómina con retraso y deudas en la Seguridad Social por valor de 65.000 euros por parte de la adjudicataria. Existe también un informe de la directora de la EMI advirtiendo sobre posibles negligencias en el transporte y mantenimiento de algunos alimentos.


Noticias relacionadas

Botón volver arriba