Castilla y León

Raimundo Martínez y la burra Margarita camino de Madrid

El alcalde de Torrubia emprende su periplo a Madrid a pie con su burra Margarita y dos amigos que le acompañan

 

Concha Ortega / ICAL El alcalde de Torrubia (Soria), Raimundo Martínez, viaja a Calatayud con su burra para coger el AVE como protesta por la falta de infraestructuras en la provincia.

Raimundo Martínez, alcalde de Torrubia, en Soria, emprendió este jueves su viaje a pie hasta Calatayud, acompañado de su burra Margarita y dos amigos, con el objetivo de participar en la manifestación, el próximo domingo, de ‘La Revuelta de la España Vaciada’, convocada por Soria ¡Ya! y Teruel Existe.

ICAL. Con su acción pretende «concienciar a los políticos regionales y nacionales de que tienen a Soria abandonada«, y que deben poner soluciones con políticas activas e inversiones, tras el riesgo que tiene de su desaparación.

Raimundo Martínez confesó, minutos antes de partir a pie hasta Calatayud, que estaba «nervioso» debido a la repercusión que ha tenido su acto reivindicativo. «Me han llamado de todos los sitios, incluso gente que no conozco de nada para darme ánimos y decirme que les represento. Se me ha ido de las manos», dijo.

Durante esta jornada recorrerá 25 kilómetros (Torrubia-Venta Maranquilla) de los 60 que le separan de Calatayud, localidad desde donde cogerá el AVE que le llevará a Madrid. Mañana, realizará la etapa Venta Maranquilla a Cervera y el sábado la última desde Cervera a Calatayud. El regidor pretende dormir en una tienda de campaña.

«Soria se hunde porque los políticos de atrás que hemos tenido no han hecho nada. Quiero que reflexionen sobre la situación de Soria, que pierde población, medios y servicios», lamentó.

La burra Margarita le llevará «el bocadillo y el agua» y con ello demostrará que la provincia se ha retrotraído a hace 100 años, cuando sus habitantes utilizaban los animales como medio de transporte.

Por último, recordó que lleva seis años requiriendo un autobús que conecte Soria con Calatayud y enlazar la provincia con la Alta Velocidad Ferroviaria, y recordó que es «lamentable» que no exista esta comunicación «que se podría solucionar con dos microbuses diarios y una inversión de 170.000 euros anuales».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba