Cosas de la vida

¿Quiénes son los osos de agua que andan por la Luna?

 

Después de celebrar el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, han surgido más noticias sobre el satélite. Y así, hemos sabido que en abril, unos meses antes de la conmemoración, una sonda israelí dejó miles de tardígrados –osos de agua- en la Luna.

Le hemos preguntado a Félix Torres, de la Facultad de Biología de la Univesidad de Salamanca, quiénes son estos seres que habitan la Luna. “Lo cierto es que la capacidad de sobrevivir la encontramos en muchos animales que viven, como estos osos de agua, en ambientes inestables.

Torres comenta que los tardígrados –osos de agua- constituyen un filo animal compuesto por más de 900 especies, que en su mayoría, «son terrestres, por diferenciarlas de las acuáticas, que todo lo vivo es, por ahora, terrestre de la Tierra», ironiza.

Viven en la fina película de agua que envuelve a musgo y líquenes, aunque también los hay viviendo sobre algas y marinos, entre las interseciones de los granos de arena. “Pero, por lo que destacan es por su capacidad de soportar condiciones extremas y sobrevivir a las mismas. Este poder, denominado, criptobiosis, los lanzó a la fama gracias al trabajo de Boothby.

¿Son los únicos capaces de vivir en condiciones límite?
No. Aunque en estos lo curioso es el ‘empleo’ de proteínas para evitar la muerte, estructuras o compartimentos resistentes a lo adverso son frecuentes entre los organismos vivos. Son, por supuesto, estrategias que benefician a quienes las poseen. Esponjas, rotíferos, nematodos, artrópodos… incluso vertebrados, tienen estrategias que facilitan la supervivencia en condiciones desfavorables.

Félix Torres nos asegura que como los los vegetales no hay nada. Y, hace una pregunta: ¿Quién no ha oído alguna vez de esas semillas encontradas por arqueólogos en milenarias tumbas perdidas…? Pues, ¡es cierto! Al menos en el caso de esa palmera que alguien ha llamado Matusalén y que creció de una semilla de 2000 años de antigüedad… y ahí sigue creciendo!

No solo los osos de agua sobreviven a condiciones inhóspitas sino que hay otros, quizá más feos y por eso menos llamativos, que pueden acompañar a los tardígrados a cualquier parte sin desmerecer. “Eso sí… que no vayan a la Luna porque como no los rehidrate un selenita, van a estar en criptobiosis mucho mucho tiempo”, bromea Torres.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba