LocalPortada

Ni ecologista ni social, puro negocio

Denuncian que el Ayuntamiento utiliza el programa de la UE Tormes+ en la zona trastormesina para impulsar el sector de la construcción, sobre todas las cosas

Al Ayuntamiento le están entrando ahora las prisas para dar salida a los proyectos incluidos en el plan Tromes+, que prevé inversiones de 19 millones de los que la UE aportará hasta un 50% de la inversión que realice el Consistorio, entre 2015-2020, para mejorar urbanísticamente los barrios trastormesinos y mejorar su integración y la ribera del río con el resto de la ciudad. El equipo de Gobierno envuelve cada proyecto incluido en este plan en una retórica propagandística, cuando parece que aprovecha las subvenciones europeas para levantar unas calles que de otra manera no recibirían demasiados cuidados.

 

Supuestamente se trataba de un plan de desarrollo urbano sostenible, que, sin aumentar las emisiones de dióxido de carbono, serviría para mejorar la «cohesión social y económica de los barrios desfavorecidos de la margen izquierda». Sin embargo, a la vista de cómo va ejecutándose dicho plan, «tanto el tema medioambiental como el social, están más que aparcados», según explica el Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca.

Afirma que es posible que la fachada sea verde, «pero los resultados que vamos viendo son todo lo contrario. Cualquiera que se dé un paseo por Tejares podrá ver varias grandes montañas de escombros procedentes de la completa reurbanización de dicho barrio. ¿Tan mal estaban todas las calles que no ha quedado casi ninguna sin levantar? Sencillamente el plan Tormes plus está sirviendo para impulsar el sector de la construcción sí, pero a costa del medio ambiente, eso también», indican los ecologistas.

Consideran que la integración social tampoco se va a conseguir con esta reurbanización, ya que «lo que habría que hacer es aumentar el gasto social, principalmente en el capítulo de la dependencia, en un barrio que cuenta con un 20% de analfabetismo y una fuerte tasa de desempleo juvenil».

Por otra parte, dicen que es «muy discutible la calzada sobredimensionada que atravesará todo el barrio de forma paralela a la avenida de Juan Pablo II, ya que permitirá que los vehículos circulen demasiado deprisa en un entorno muy poco adecuado por las callejuelas que en ella desembocan, a la vez que deja unas aceras bastante estrechas, ¡y lo llaman viario de convivencia!», apostillan.

Por último, recalcan que en los documentos iniciales del Plan, que sirvieron para aprobar el presupuesto de los 19 millones, para nada figuraba esta reurbanización casi completa de Tejares «sino que preveía solo una reurbanización parcial de la pavimentación e iluminación».

Galería de fotos de escombreras y calles:

DSC04580


Noticias relacionadas

6 comentarios

  1. Yo no he escrito nada de eso, ¿eh? Pero entiendo que lo que dice la noticia son otras cosas. Las repito, por si no se han leído bien:
    1. El Ayuntamiento utiliza el programa de la UE Tormes+ en la zona trastormesina para impulsar el sector de la construcción.
    2. Al Ayuntamiento le están entrando ahora las prisas.
    3. Se trataba de un plan de desarrollo urbano sostenible, que, sin aumentar las emisiones de dióxido de carbono.
    4. Consideran que la integración social tampoco se va a conseguir con esta reurbanización, ya que «lo que habría que hacer es aumentar el gasto social».
    5. Recalcan que en los documentos iniciales del Plan, para nada figuraba esta reurbanización casi completa de Tejares «sino que preveía solo una reurbanización parcial de la pavimentación e iluminación».
    Bueno, pues a ver si leemos mejor, porque lo que tú dices, Antona, parece que no tiene nada que ver con lo que dicen. Lo que dicen (y ahora resumo yo), es que la mejora se la llevan otra vez los de siempre. ¡Ala, a leer mejor otra vez!

  2. No hace falta tener mucho olfato social para concluir de la consulta de documentos que la dimensión de integración social del Tormes+ de los barrios Trastormesinos era una mácula necesaria para ganar apoyos y voluntades lo que dejaba las manos libres para las obras centrales en las que se observan algunos dislates, a mi entender, como realizar dos pasarelas y un puente peatonal sobre el río sin distancia entre ellos que lo justifique ni función difernciada. Es decir, Tejares y Huerta Otea seguirán sin vías normales de relación ya que el nuevo puente previsto por el PGOU ni se plantea, puente que dicho sea de paso, vendría de ningún sitio y llevaría a ninguna parte (como viario de conexión articulado). Cierto que en nuestro Ayuntamiento lo prioritario es generar obra pública para el cogollito del sector de construcción en horas bajas ya que el asfaltado de calles, iluminación pública, etc. en estos meses han proliferado por la ciudad sin necesidad del Tormes+

  3. Desde luego es así: para mejorar un barrio le cambiamos las aceras (y favorecemos el tráfico, mira que son brutos); para mejorar un parque, le cambiamos los árboles (y no les crece ni uno, mira que son torpes); para hacer cualquier cosa, nuestro Ayuntamiento gasta dinero a espuertas (y la mejora, si la hay, es mínima, ¡pero mira quién se lleva el bote!»).

  4. El plan Tormes + es un proyecto del Ayuntamiento para traer dinero a los empresarios más o menos amigos, y votos al partido de turno. Ahora además están apoyados por alguien que les dice: pon «biodiversidad» en tu proyecto; pon en tu texto «eliminación de especies exóticas invasoras»… Y así le dan a sus actividades un tramposo airecillo fresco de naturaleza y salvación del río. ¡Vamos, anda! Y algunos se lo creen. Se creen que van a salvar el río y demás zarandajas. ¿No sabemos que lo que van a hacer es meter sus superexcavadoras (ya las metieron el verano pasado) y levantar aceras, suelo y vegetación? ¡Ay, Alcalde! Ni quiero saber tu nombre…

Deja un comentario

Botón volver arriba