Opinión

Triste Navidad

 

En un mes lleno de buenos deseos en el que todo el mundo es solidario, la hipocresía también hace acto de presencia, mientras te besa la mejilla y te desea Felices Fiestas.

Fechas llenas de nostalgia que sentarán a la mesa a familias, que hace tiempo no están juntas para celebrar que un año más pueden estarlo.

Hoy en el recuerdo tantas ‘Mercedes’, esas personas mayores que se sientan solas en esos bancos vacíos, viendo pasar el tiempo, mientras la soledad marca la huella en su camino, esperando una caricia o una visita de los suyos.

Permítame que hoy me acuerde de los que ya no están víctimas de violencias y en especial de los niños /as a los que le han arrebatado la vida, victimas del acoso escolar o víctimas de la desafortunada irrealidad de sus propios padres.

También de aquellos que siguen mirando al vacío, muertos en vida. Permítame maldecir una lacra extendida como un mal virus por todo el mundo y del que no se investiga la vacuna que pudiera haber. Permítame que dude de datos, de protocolos y de intenciones, aunque estemos en Navidades y todo el mundo sea bueno como marcan las fechas.

Estas Navidades faltaran a la mesa adolescentes en diferentes puntos del planeta, que decidieron quitarse la vida, ante la desidia y la dejadez que supone el desamparo que sufren las víctimas de esta violencia.

Mientras que, en algunos hogares, solo les quedará mirar fotografías, porque no tendrán más que recuerdos que abrazar, en otros se comerán el turrón, sin que su conciencia se resienta. Posiblemente porque nunca la tuvieron

Hace unos meses la Organización Mundial de la Salud alertaba del alto índice de suicidios por acoso escolar entre nuestros escolares. Poco o nada han cambiado desde esta alerta, seguimos esperando  soluciones efectivas y que vendedores de humo, que también en este mundillo los hay, vuelvan a sus casas por Navidad y con mis mejores deseos se queden allí.

Solo nos queda pedirle a Papa Noel, ese personaje generoso que todo lo puede,que no haya que seguir poniendo sillas vacías a las mesas, que acabe la sinrazón que mancha las aulas y que el año que viene la cordura vuelva a esta sociedad tan carente de ella en muchas ocasiones.

Mientras escribo esta columna,viene a mí, el recuerdo de Alma, víctima del maltrato animal, que a la vez que daba vida, le quitaron la suya, sin opción a defensa, como suele ocurrir cuando la cobardía aparece sin respetar el derecho a la vida que se supone que tenemos todos y que algunos se creen con derecho a magullarla, pisotearla y arrebatarla.

Como mandan la agenda , solo me queda desearles unas Felices Fiestas, en un país sin Gobierno , en la que la tasa del paro aumenta a diario, al igual que la pobreza de muchos hogares,  mientras meditan la triste Navidad que hoy les expongo y les pido que brinden por la vida , un regalo que nos hicieron sin pedir nuestra opinión, pero ya que estamos aquí ….disfrutémosla.

Más información: Asociación Salmantina contra Bullying y Cyberbullyin -ASCBYC-

 

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba