Más noticias

Las regiones más afectadas por la pandemia recibirán más dinero a fondo perdido

Destinados principalmente para sanidad y educación públicas

El Consejo de Ministros aprobó este martes el real decreto ley que regula la creación del ‘Fondo Covid-19’ y el reparto de 16.000 millones de euros para que las comunidades autónomas financien los gastos derivados de la pandemia, fundamentalmente en el sistema sanitario, un incremento en las partidas en educación y transporte, y compensar la pérdida de recaudación ocasionada por la caída de la actividad económica.

 

Así lo anunció la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa que ofreció después de la reunión del gabinete que preside Pedro Sánchez y que da el visto bueno a esta medida que anunció hace un mes en las reuniones semanales con los presidentes autonómicos.

Montero detalló el reparto final de este fondo y resaltó que las comunidades autónomas que “más impacto” han tenido de la pandemia, van a recibir “mayor volumen” de recursos, destinados principalmente para sanidad y educación públicas.

La ministra defendió que las modulaciones que se han dado en este proyecto desde su anuncio al resultado final se deben a que se ha “escuchado a todas las comunidades autónomas y a la gran parte de los grupos parlamentarios”.

Tramos

Montero destacó que se trata de un fondo no reembolsable, por lo que las comunidades no lo tendrán que devolver, ni les supondrá un incremento de su deuda, ni generará intereses, por lo que es “un balón de oxígeno” que les permitirá “pagar en tiempo y forma a los proveedores, acceder a la liquidez extraordinaria y reforzar las políticas dirigidas a los ciudadanos”.

Sobre el reparto y los tramos del fondo, la ministra explicó que 9.000 millones de euros corresponden a cubrir el gasto sanitario, de forma que “más de la mitad” del fondo se destina a “combatir la pandemia con el gasto sanitario que ello conlleva y a reforzar las plantillas” para estar en disposición de actuar “ante la aparición de cualquier tipo de brote incipiente”.

De estos 9.000 millones, el primer pago, de 6.000 millones de euros, tendrá lugar en julio y su reparto se hará en función de la población protegida equivalente, el número de pacientes ingresados en UCI, los pacientes hospitalizados y el total de pruebas PCR realizadas. Para ello, se tomarán los datos a fecha 30 de abril, aunque en el caso de Ceuta y Melilla se establece que recibirán un fondo fijo de 12 millones.

Los 3.000 millones restantes de esta parte sanitaria se transferirán en noviembre siguiendo los mismos criterios que en el tramo anterior, pero con diferentes ponderaciones. Así, Montero puso como ejemplo que en el primer tramo la población supondrá un 35 por ciento y en este segundo tramo, un 45 por ciento, de forma que “las comunidades con más impacto de la pandemia van a recibir más recursos”. Para este tramo, la distribución se realizará en base a los datos actualizados a 31 de octubre y Ceuta y Melilla recibirán seis millones de euros.

Educación

El tramo correspondiente a cubrir gasto en educación contará con 2.000 millones de euros a transferir en septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar. De esa cantidad, el 80 por ciento se distribuirá en función de la población de cero a 16 años de cada autonomía, mientras que el 20 restante tendrá en cuenta la población de entre 17 y 24 años, al estar más dirigido a la educación universitaria. En este tramo, a Ceuta y Melilla les corresponderán siete millones de euros.

Por último, el cuarto tramo estará dividido en dos partes. La primera, por 4.200 millones de euros, irá destinada a compensar la caída de recaudación y se distribuirá en función del peso de la recaudación de los años 2017, 2018 y 2019, con ajuste de población.

La segunda parte de este cuarto tramo dispondrá de 800 millones dirigidos al transporte para compensar a las autonomías que no han tenido viajeros pero mantuvieron abiertas las líneas regulares. De esa cantidad, un 4% se reserva a Canarias. En este cuarto tramo no participarán las comunidades forales de País Vasco y Navarra.

Por otra parte, Montero señaló que el real decreto ley también contempla que las comunidades autónomas puedan utilizar el superávit de ejercicios anteriores para utilizar un hipotético déficit de 2020.

La portavoz del Ejecutivo destacó que este fondo, junto a otras transferencias anteriores a las comunidades autónomas para hacer frente a la pandemia del coronavirus, suponen un total de 24.532 millones de euros más que el año pasado por lo que se trata de “un incremento de recursos sin precedentes” que “pone de manifiesto” el apoyo del Ejecutivo al Estado de las autonomías.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba