Provincia

«Un cuarto de siglo de gestión desastrosa y en connivencia con la ilegalidad del PP y la Diputación»

El PSOE denuncia la fuga de dinero en el muelle fluvial de Vega Terrón que puede costar otros 3 millones

El diputado provincial socialista Manuel Ambrosio Sánchez ha denunciado este martes «la inacción y la caótica y desastrosa gestión de los diferentes equipos de gobierno del PP en la institución provincial en relación a infraestructuras tan importantes para la provincia salmantina como el muelle de Vega Terrón y el Camino de Hierro de La Fregeneda». Una sentencia del pasado mes de junio puede obligar a la Diputacuion a pagar otros tres millones a la empresa adjudicataria del muelle a la que nunca cobró el canon anual de explotación (600.000 euros).

 

En relación al muelle fluvial de Vega Terrón el diputado provincial socialista ha presentado un libro-documento, escrito por él mismo, bajo el título «Un cuarto de siglo sin Vega Terrón», donde se recogen todos los pormenores en relación a esta cuestión y donde narra cómo durante 17 años el PP, al frente de la Diputación provincial salmantina no ha ejercido vigilancia ni control alguno sobre la empresa adjudicataria de la gestión del muelle fluvial ubicado en el Duero, frontera con Portugal, en el término de La Fregeneda, y sin que ninguno de los responsables políticos políticos de tanta «ceguera e ineptitud» haya esbozado siquiera una disculpa a los ciudadanos o asumido algún tipo de responsabilidad.

Sánchez considera que el daño para la comarca arribeña y el conjunto de la provincia por culpa de la «desastrosa y calamitosas gestión del PP» no solo se mide por los cientos de miles de euros que se han dejado de ingresar en las arcas públicas sino por la despoblación imparable de la comarca así como por la frustración de una aspiración estratégica, la que tuvo Salamanca e incluso Castilla entera, durante dos siglos, de proyectarse más allá de sus límites administrativos.

El diputado provincial ha calificado la gestión del PP desde el año 97 hasta nuestro días en el caso de Vega Terrón como » ineficaz e incluso ausente o que ha brillado por su ausencia en connivencia incluso con actuaciones y decisiones de muy discutible legalidad que claman al cielo».

Primero, porque desde el año 1997 hasta el 2014, o sea 17 años, y hasta que fue denunciado por el PSOE, el equipo de gobierno del PP estuvo sin cobrarle el canon de explotación del muelle a la empresa adjudicataria, de nombre Vegater, tal y como estipulaba el contrato de adjudicación y las condiciones del mismo además de incumplir otras muchas cláusulas del contrato.

Con este hecho la Diputación, o sea, las arcas públicas, dejaron de ingresar,según reconoce el área de Fomento de la institución provincial, más de 600.000 euros sin contar todos los compromisos y obras de mejora comprometidas por la empresa adjudicataria que no se llegaron a realizar nunca.

Posteriormente a la denuncia del PSOE, en el año 2014, el PP tomó cartas en el asunto pero tardó más de tres años en poner algún tipo de solución al problema, soluciones que no llegaron hasta el año 2017, remedios que, como dice el dicho «han sido peores que la enfermedad».

En ese año, el 2017, la Diputación decidió resolver el  contrato con la empresa adjudicataria, empresa que denunció ante los tribunales dicha resolución y que podría suponer,según una sentencia del tribunal contencioso administrativo de Salamanca del pasado mes de junio primero, devolver la adjudicación a Vegater, segundo,tener la Diputación que indemnizar con 100.000 euros por daños y, tercero, lo que es mucho más grave, tener que pagar por parte de la institución provincial unos tres millones de euros por el perjuicio causado.

Entre medias de esta sentencia existe por parte del equipo de gobierno del PP en la Diputación una segunda adjudicación, una vez resuelto el contrato con Vegater, a una nueva UTE, Unión Temporal de Empresas, «donde también se han inclumplido plazos, cláusulas contractuales e, incluso, tal como reconoce la propia intervención, problemas legales a la hora de los pagos y la vigencia de dicho contrato», indica Sánchez.

En resumen, la Diputación dejó de ingresar más de 600.000 euros durante los años en que no cobró el canon de explotación a la empresa adjudicataria y ahora, además, tiene que pagar 100.000 euros de indemnización y con la amenaza de tener que abonar más de 3.000.000 de euros de dinero público a una empresa privada.

Manuel Ambrosio Sánchez se ha referido también a otra infraestructura vital, competencia también de la Diputación, y donde la gestión ha sido y está siendo igual de calamitosa y desastrosa que con el muelle fluvial de Vega Terrón, la del Camino de Hierro o recuperación de la línea férrea de la Fregeneda para uso turístico, «otra inversión millonaria paralizada donde se ha derrochado miles de euros de dinero público y un ejemplo más de la desidia del PP al frente de la Diputación salmantina».


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. El tema de Vega Terrón ya aburre, la inacción de la Diputación de Salamanca, dirigida por el señor Iglesias no tiene palabras para definirla.
    •”Desde el año 1997 hasta el 2014, o sea 17 años, el equipo de gobierno del PP estuvo sin cobrarle el canon de explotación del muelle a la empresa adjudicataria, de nombre Vega ter, tal y como estipulaba el contrato de adjudicación y las condiciones del mismo además de incumplir otras muchas cláusulas del contrato”
    Si la memoria no me falla, nuestro flamante presidente de Castilla y León señor Mañueco estaba de Presidente por aquel entonces en la Diputación de Salamanca (1996 – 2001). Siendo sustituido por Isabel Jiménez (2003-2001) y por el actual presidente Javier Iglesias (2011- hasta la fecha). Con la toma de posesión como presidente de Javier Iglesias en el año 2011, pretendió darle una nueva orientación.
    “Se supone que es la nueva orientación que se le quiere dar al muelle, así que podría ser una inversión acertada. A día de hoy, el muelle exhibe un centro de recepción de visitantes inaugurado en 2011 tras invertir 400.000 euros que estuvo años cerrado a cal y canto”.
    En ese año, el 2017, la Diputación decidió resolver el contrato con la empresa adjudicataria, VEGA TER. Y le concede la explotación de muelle a una nueva UTE, Unión Temporal de Empresas, «donde también se han incumplido plazos, cláusulas contractuales e, incluso, tal como reconoce la propia intervención, problemas legales a la hora de los pagos y la vigencia de dicho contrato»
    Aquí nos entra el dedazo del señor Iglesias al señor Diputado de la zona entonces del PSOE muy querido por el diputado de la zona del PP, de la explotación de la misma por un familiar directo. Que creo que tendrá en su momento muchas cosas que explicar.
    Y ahora en Hinojosa también se le ha ocurrido la brillante idea de construir un EDIFICIO MULTIUSOS, esperemos que le pueda dar más utilidad que al centro de recepción de visitantes y al restaurante del muelle.

Deja un comentario

Botón volver arriba