Economía

El Mercado de Ganado de Salamanca lanza un ‘SOS’

Esta actividad, que ya había perdido protagonismo, ha acusado aún más los problemas con el coronavirus

La agricultura y la ganadería son una parte indispensable de la economía de la provincia de Salamanca, también del conjunto de Castilla y León.

Por ello, la importancia de instrumentos como la Lonja de Salamanca (cereales, ovino, vacuno y porcino), y Mercado de Ganado semanal es muy reseñable para que el sector siga gozando de ese protagonismo; pero, o se produce un cambio en los mismo, o la provincia puede dejar de ser una referencia.

El caso del Mercado de Ganado de cada lunes es, si cabe, más representativo, porque ha venido a menos con el paso de los meses, en una tendencia mucho más acusada desde la llegada de la Covid-19.

Esta situación no es nada nueva, ya que los ganaderos han insistido muchas veces en la alarmante falta de transparencia en las operaciones que se llevan a cabo en el mercado cada lunes, que no muestran la realidad del sector, ni mucho menos el precio real para que se tome como una referencia.

Ante esta situación y en reiteradas ocasiones, los ganaderos han pedido en el marco de la celebración de la mesa de vacuno de vida y en privado, que la Diputación debe tomar cartas en el asunto y reaccionar ante un mercado que no se puede tomar como referencia en la Lonja, según su argumento.

No en vano, incluso han llegado a pedir que se instalen paneles informativos en cada uno de los corrales para que todo el mundo pueda ver el precio real de las operaciones de machos y hembras que se llevan a cabo cada lunes en el recinto. Por el momento, la Diputación sigue callando al respecto.

Mercado de Ganado

Asimismo, y tal y como reflejan los Estatutos de la Lonja de Salamanca, el precio que se fija cada semana en la mesa de vacuno de vida es precio en origen, o lo que es lo mismo, al productor, pero al Mercado de Ganado solo van tratantes.

Precisamente, los compradores son una de las partes fundamentales en esta actividad, pero también son críticos con un mercado que cada vez congrega menos cabezas de ganado y menos compradores, bien por la situación del sector o porque su representatividad se ha quedado por el camino. «Cada vez hay más corrales vacíos», aseguraron los tratantes este 21 de septiembre.

Esta situación ya se adivinaba desde muchos antes del confinamiento y de la llegada de la Covid-19, pero la pandemia no ha hecho otra cosa que destapar la situación real por la                que atraviesa un mercado que ha pasado de contar con 2.300-2.500 cabezas de media a poco más de 900. Salamanca no puede permitirse perder nada más.

Mercado de Ganado


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba