Local

El plan de ayudas a la hostelería que propone la Junta

Que el Gobierno aporte el 50%, la Junta el 35% y los Ayuntamientos, el 15% de los apoyos a los hosteleros

El Consejo de Gobierno analizó en su reunión de este jueves un plan de choque nacional para la hostelería y acordó la remisión de una carta firmada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la que ofrecerá la colaboración en el mismo en función del nivel de gasto de cada administración.

 

Ical.- Así, el vicepresidente y portavoz del Gobierno autonómico, Francisco Igea, reclamó que ese plan nacional y coordinado, el Gobierno asuma el 50 por ciento del coste; la Junta, el 35 por ciento y el resto, 15 por ciento, a través de las entidades locales.

La Junta acordó en el marco del Diálogo Social un plan de choque por el empleo que recoge 21 millones para la hostelería de un conjunto de 82 millones, además de firmar un convenio con Iberaval para movilizar créditos para el sector.

Sin embargo, las Cortes rechazaron la propuesta de ayudas directas pedidas por el PSOE, al considerar PP y Cs que la inclusión de ayudas directas corresponde a un plan nacional.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, remitió una carta a Pedro Sánchez en la que exige la convocatoria “urgente” de una nueva reunión de la Conferencia de Presidentes, más restricciones frente a la pandemia y un plan nacional de ayudas directas a la hostelería, con la aportación de todas las administraciones públicas.

Mañueco traslada estas exigencias al presidente del Gobierno y también defiende que las medidas de lucha contra la pandemia “deben ahora intensificarse sin demora alguna con unas nuevas e indispensables restricciones, para prevenir y contener el virus, y mitigar su impacto sanitario, social y económico”.

El máximo responsable de la Junta advierte del momento “de gran dificultad para el conjunto de España” y expone que “la configuración del Estado de las Autonomías y la legislación en materia de salud pública exige que el Gobierno de la Nación asuma su responsabilidad ante esta grave situación provocada por la segunda ola de la pandemia, coordinando el esfuerzo y el trabajo de todos”.

El jefe del Ejecutivo autonómico advierte de la necesidad de adoptar decisiones ante “el superior interés de la protección de la salud pública de los ciudadanos de Castilla y León” y reclama que se cumpla la promesa de la ministra de Política Territorial y Función Pública, de una nueva Conferencia de Presidentes para hacer el seguimiento de la situación durante el estado de alarma.

El presidente de Castilla y León recuerda a Sánchez que le remitió una comunicación solicitándole la adopción de la medida limitativa de la circulación nocturna de personas, a través del instrumento jurídico que fuera oportuno, y junto con la petición de varias comunidades autónomas estableció de nuevo el estado de alarma con una serie de restricciones a la movilidad.

Sin embargo, razona Mañueco, los datos de la evolución de esta crisis sanitaria “demuestran que las medidas temporales de carácter extraordinario, que desde la Junta de Castilla y León hemos ido adoptando, deben ahora intensificarse sin demora alguna con unas nuevas e indispensables restricciones, para prevenir y contener el virus, y mitigar su impacto sanitario, social y económico”.

Al respecto, Mañueco precisa que las cifras de casos de contagio, incidencia acumulada, ingresos en planta y en las UCI en los hospitales de Castilla y León se están incrementando de forma considerable. “Una situación similar se está produciendo en la mayor parte de las comunidades autónomas”, asevera.

Medidas económicas

Mañueco insiste además en el reforzamiento de las medidas de carácter económico para paliar las dificultades de los sectores “más castigados” por la pandemia con un Plan nacional de ayuda directa a la hostelería con la participación de todas las administraciones públicas en función del porcentaje de gasto público de cada una. En este sentido, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, precisó que el objetivo es que el Gobierno asuma el 50 por ciento del coste; la Junta, el 35 por ciento y el resto, 15 por ciento, a través de las entidades locales.

El presidente de la Junta también reclama la ampliación de los ERTE y de la carencia de créditos ICO, y la protección de autónomos y remarca que “desde Castilla y León estamos trabajando dentro del Diálogo Social en estas propuestas económicas y sociales para ayudarles en estos difíciles momentos”.

Mañueco enmarca sus peticiones en unas “circunstancias extraordinarias” que concurren por la expansión descontrolada de la pandemia de la COVID-19, “una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud, tanto por el muy elevado número de castellanos y leoneses afectados como por el riesgo para sus derechos fundamentales a la salud pública y, en definitiva, a la propia vida”.

En esta situación, afirma el presidente, que “siempre he adoptado las acciones políticas y administrativas necesarias y responsables, aunque hayan sido comprometidas, para proteger la salud de las personas, contener la progresión de la enfermedad, y reforzar el sistema de salud en nuestra Comunidad Autónoma”.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. O SOLO EXISTE HOSTELERIA, AUNQUE HOY F POBLACION DIGA QUE YA HAY CONCEJALIA DE TURISMO, QUERRAN DECIR DE TURISMO HOSTELERO, MEJOR TODO REVUELTA.

Deja un comentario

Botón volver arriba