Deportes

Los motivos por los que las obras del Reina Sofía no avanzan

Existen unos errores en el proyecto que el Ayuntamiento debe subsanar para seguir adelante

Las obras del estadio Reina Sofía están paralizadas y el sueño de los aficionados de Unionistas CF de poder acudir a las gradas para ver al equipo en enero se están desvaneciendo.

Pero, ¿por qué no avanzan las obras del estadio? ¿Qué ocurre para que todo lo que falta por hacer no se está llevando a cabo? ¿Por qué el Ayuntamiento mira a la constructora?

Según ha podido saber La Crónica de Salamanca, consultando varias fuentes próximas, el motivo principal del no avance de las obras del Reina Sofía es que el proyecto inicial de las mismas cuenta con errores que deben ser subsanados antes de seguir con las obras. O lo que es lo mismo, debe haber una solución «técnica y administrativa» para que la empresa constructora pueda llevar a cabo su labor en el estadio.

El propio consistorio se ha puesto manos a la obra para intentar solucionar todas las deficiencias del proyecto, pero a día de hoy todas las modificaciones que son necesarias no están aprobadas, y sin eso, las obras no se pueden reanudar.

Según ha podido saber este diario, algunas de esas deficiencias son que los vestuarios no tenían calefacción e incumplen el código técnico en que un «porcentaje de la energía para la ACS tiene que tener un origen renovable». Asimismo, al ser un edificio de más de 500 m2 necesita Bocas de Incendio Equipadas (BIES), pero no hay o no había la presión necesaria, algo que se está intentando subsanar.

Además, el proyecto no contemplaba todos los servicios afectados de los vestuarios, relativos al cuadro eléctrico, por ejemplo, la barandilla de las gradas no cumple la normativa, que es lo único que le falta a las gradas en la actualidad para estar listas.

Por último, otros de los problemas que se deben subsanar en el proyecto es que los únicos baños que existen son los que van ubicados en el edificio del bar, pero en un campo de fútbol no es la mejor manera de hacer las cosas, porque por seguridad, los aficionados de distintos equipos, por ejemplo, no pueden usar todos el mismo baño.

Por tanto, y según estos argumentos, hasta que el Ayuntamiento no arregle todos los defectos existentes en el proyecto, las obras del estadio Reina Sofía seguirán paralizadas.


Noticias relacionadas

6 comentarios

  1. Recordemos que retraso o boikot ya va por 11 meses, pues tendría que haberse entregado el pasado febrero. Pero aunque existan estos problemas, tampoco se está trabajando en accesos, campo pequeño, grada de ese campo, nuevas torres luminarias, etc. Pienso que ni siquiera este desastre puede justificar el gran retraso y menos la paralización total

  2. Recordemos que fue el club/socios/foro los que decidieron fiarse del plazo de finalización de las obras y no jugar en las pistas con público. De igual manera el club nunca se planteó la posibilidad de devolver dinero de los abonos si los socios no podían acudir a los partidos. Luego en cada partido se va viendo más gente en las gradas…solo querían nuestro dinero, EL CLUB POPULAR SIN PUBLICO

  3. Ya conocemos la historia…en los proyectos de empresas amigas o amigables se «olvidan» varias partidas, lo que hace que la oferta sea más baja, los servicios técnicos municipales hacen la vista gorda, se adjudica la obra, y medio hacer «se descubren» las deficiencias y hay que acudir al modificado, pagando a precio de oro las nuevas partidas, y que hubieran sido determinantes para que otra empresa se llevase la adjudicación. Además de que quien sabe, el español es muy pícaro, y puede decirse «pon tanto» en las nuevas partidas, y fueron mocitos felices y comieron perdices

  4. VERGONZOSO ,PERO QUIEN AUTORIZA UNA OBRA ,SIN SABER NADA DE CONSTRUCION,NI DE PLANOS NI DE EL CUMPLIMIENTO DE L CONTRATO ,DONDE VENGA ESPECIFICAODO COMO SE TIENE QUE HACER ,,,,,,.BUENO COMO TAMPOCO SEPA LEER Y ENTENDER LOS PLANOS ,COMO SERAN A,, dice:

    UDSM

Deja un comentario

Botón volver arriba