Local

Los gestores de la plaza de toros, sancionados por ejercer como “sala de conciertos”

La multa, impuesta el pasado 7 de agosto, asciende a 3.000 euros

La empresa encargada de la gestión de la plaza de toros de La Glorieta ha sido sancionada por ejercer una actividad sin licencia.

En concreto, y según figura en la resolución correspondiente, por “ejercer una actividad de sala de concierto sin la correspondiente licencia ambiental”.

Así, y siempre según la denuncia impuesta por la Policía Local de Salamanca, los hechos tuvieron lugar a las 01.20 horas del pasado 7 de agosto, por una infracción que podría ser “sancionada con multa de entre 2.001 y 50.000 euros y suspensión total o parcial de las actividades por un periodo máximo de 2 años, según contemplan los artículos 74.3.a, 76.4.b y 76.5.b del referido Texto Refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León”.

De este modo, el acta que levantó la Policía Local en ese momento indica lo siguiente: “Detalla con claridad la actividad que realmente se desarrollaba en el establecimiento, poniendo de manifiesto la existencia de mesas y sillas situadas a modo de terraza en el patio de cuadrillas, así como un escenario donde se desarrolla un concierto de música, argumentándose entonces por parte de los responsables que la actividad estaba autorizada, sin acreditarlo en modo alguno. Ninguno de tales elementos (terraza y escenario) corresponden de forma habitual al patio de cuadrillas ni a su carácter como instalación propia de la Plaza de Toros, ni tampoco al servicio de bar (habitualmente incluso prestado a través de barras portátiles) que normalmente se presta en los eventos taurinos. Por si ello no fuera suficiente, el Acta de Denuncia incorpora varias fotografías que acreditan, sin lugar a dudas, la existencia de la actividad imputada en el emplazamiento de referencia (sala de conciertos al uso, donde unos intérpretes, situados en un escenario interpretan música en directo con varios instrumentos, amplificación y micrófonos para el público asistente). En contra de lo manifestado, dicha actividad no ha sido autorizada en forma alguna por parte del Ayuntamiento de Salamanca, sin que tampoco tenga nada que ver con el evento taurino que se desarrolló con anterioridad en la Plaza de Toros”.

Finalmente, se desestimaron las alegaciones interpuestas, por lo que la sanción, de carácter grave, ascendió a 3.000 euros y la clausura de la actividad, según la resolución oficial.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba