Opinión

En busca de la energía

 

Me entrego a una de las últimas columnas de este año, respirando. Hablaremos de pranayama, y en concreto de uno de ellos, kapalabhati. Bienvenidos todos.

Los pranayamas son los ejercicios de respiración del yoga. Prana se refiere a la energía, que diríamos que está en todas partes, en los alimentos, en el oxígeno, en la montaña, en el mar… En los seres humanos se describe como la vitalidad. Y ayama hace referencia a la expansión. Esto es, un conjunto magnífico que significa ‘expandir la energía’.

Como ya sabemos, la respiración es el corazón del yoga, y la respiración está directamente relacionada con lo que sucede en la mente. Si tu mente está agitada, con prisas o con estreses varios, implica que tu respiración se vuelve más rápida. Y cuando estamos más relajados la respiración se vuelve más lenta y más amplia, proporcionando una vida con más bien-estar.

Con la práctica diaria de pranayama tu mente se va a volver más clara que el agua de aquel río que recuerdas de cuando eras pequeño. En el camino del yoga, nuestro propósito es el autoconocimiento y este sucede a través de la meditación, así que necesito una mente y una respiración calmadas. Cuando practicamos pranayama, la claridad y el descanso mental es cada vez mayor.

¿Qué es kapalabhatipranayama?
Kapalabhati, o la respiración del cráneo brillante, en el sentido metafórico de esa claridad mental que aporta, es un ejercicio de respiración. Kapalasignifica “cráneo” y bhati “lo que trae ligereza”. Es una técnica de respiración que incluye una técnica de limpieza, con un efecto de llevar gran cantidad de oxígeno a tu cerebro.

¿Cómo realizar kapalabhati?
Sentado en una postura estable y firme para que puedas alargar tu columna vertebral, vas a tomar conciencia de tu respiración. Observa cómo es en este momento, y obsérvala durante varios ciclos respiratorios. En este pranayama la inhalación y la exhalación se realizan por la nariz.

Después, te vas a enfocar en la exhalación. La inhalación va a ser pasiva, es decir, no haces nada con ella, sucede sola. Lo que sí vas a hacer es llevar el abdomen hacia dentro con cada exhalación. Realiza exhalaciones pequeñas, rápidas y enérgicas.

Anotación práctica de yoga cotidiano: es como si quisieras quitar una mota de polvo de tu nariz sin usar las manos, y lo hicieras exhalando fuerte.

Duración: realiza tres ciclos de esta respiración, descansando entre cada uno de ellos con tu respiración natural. Si ya practicas, puedes hacer ciclos de hasta 100 respiraciones. Si habitualmente no realizas este pranayama, puedes empezar haciendo 20 o 30 respiraciones en cada ciclo.

Beneficios de kapalabhati:

  • Mejora la digestión.
  • Tonifica el abdomen.
  • Libera el aire residual de los pulmones.
  • Flexibiliza y moviliza el diafragma.
  • Purifica el tejido pulmonar.
  • Aumenta la lucidez mental.
  • Favorece la meditación.

Me despido con el soniquete de esta respiración: Exhala, exhala, exhala, exhala… Y te dejo aquí en el enlace al vídeo.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba