Opinión

La Consejería de Sanidad, no sabe, no contesta

 

Hace más de dos meses el Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca se dirigió a la Consejería de Sanidad para solicitar información relativa a la demolición del Hospital Clínico y el abandono del Virgen Vega. Sin embargo, esa información debe ser secreta, pues la respuesta ha sido el silencio administrativo.

Según la Ley de Administración Pública, el silencio administrativo significa que la solicitud ha sido aceptada. Pero si no hemos recibido ninguna respuesta a nuestras preguntas ¿cómo podemos entender ese silencio? O sea, que lo que parece es que si la Junta no contesta, es que tenemos derecho a esa información a la que contestan con el silencio. ¡Genial!

Pasado ese mes reglamentario, presentamos queja ante la Dirección General de Transparencia, que supuestamente tiene que garantizar el derecho a la información. Casi tres meses después seguimos igual.

Hospital Clínico de Salamanca. FOTO. Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca.
Hospital Clínico de Salamanca. FOTO. Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca.

Claro, también tenemos derecho a ir a un contencioso-administrativo que tarda años en resolverse y que no es nada barato. Total, ¿en qué queda el derecho de acceso a la información para la Junta de Castilla y León?

O a lo mejor las preguntas eran muy complicadas y difíciles de responder. No lo creemos, en resumidas cuentas, se referían aspectos tan básicos como:

Número de camas que tiene actualmente el Complejo Hospitalario y número de camas que tendrá el nuevo complejo cuando finalicen totalmente las obras (con la demolición del Hospital Clínico y cierre del Virgen Vega). Número de quirófanos también en ambos casos. Metros cuadrados de los que dispone cada servicio antes y después. Metros cuadrados dedicados a garaje en el nuevo hospital. Presupuesto estimado de la demolición del Hospital Clínico. Presupuesto estimado de la construcción del nuevo bloque de consultas.

Hospital Virgen de la Vega de Salamanca. FOTO. Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca.

¿Acaso podemos creer que los ciudadanos no tenemos derecho a conocer estos datos por ser un alto secreto? ¿Dónde está la transparencia de la que tanto alardea la Junta?

No es el momento de demoler hospitales, Sra Casado, comprendemos que la pandemia ocupará casi todo su tiempo pero lo único que le pedimos es que ordene a los funcionarios que contesten a nuestras preguntas. Le pedimos que tome una decisión fácil: que suspenda de momento el plan de demolición. Que aplique la relación camas hospitalarias por mil habitantes que corresponden a nuestra provincia, teniendo en cuenta que el Clínico es hospital de referencia regional en algunas especialidades. Que aplique esa relación, camas/habitantes conforme a los estándares europeos. No podemos dejar a Salamanca, parte de Zamora y Ávila (al ser centro de referencia en algunas especialidades) con 873 camas. Si nos atenemos al plan previsto por la Junta, contando sólo Salamanca, 329000 habitantes/873 camas nos quedaríamos en 2,65 camas por cada mil habitantes, la mitad del promedio de la Unión Europea, que es 5,2. Salvo que nos parezca bien que las camas que faltan se complementen en el sector privado.

Vistas así las cosas, la demolición del hospital Clínico es un disparate que tendríamos que evitar. Así como el cierre del Virgen Vega, un buen edificio que no se debería de abandonar sin prever un aprovechamiento adecuado.

Por. Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca 

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Es que el objetivo del PP no es mejorar la sanidad pública, sino la privada. Para ello nada mejor que mantener listas de espera descomunales. Por esto no quiere aumentar el número de camas hospitalarias y quirófanos. Cambiar de hospital para que nada cambie. Gatopardismo puro.

Deja un comentario

Botón volver arriba