Deportes

Guijuelo, Unionistas y Salamanca: el once de la temporada 2020-21

Suerte dispar para los tres equipos de la provincia que militaban en Segunda B

El final de esta corta pero intensa temporada ha dado para mucho en lo que al apartado futbolístico se refiere.

CD Guijuelo, Unionistas CF y Salamanca CF han tenido suerte muy dispar en esta temporada en la que el formato ha beneficiado a muchos y ha perjudicado a otros tantos.

No en vano, de cara a la campaña 2021-22, cada uno de los equipos de la provincia va a jugar en una categoría diferente, las que se ha inventado el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, para catalogar al fútbol español a partir de ahora.

El primer equipo de Salamanca es Unionistas, que jugará en la 1ª RFEF después de quedarse a solo un gol de poder jugar el primer play off de ascenso a Segunda División de su historia; será el máximo representante del fútbol charro.

El segundo será el Salamanca CF, que logró la permanencia en la 2ª RFEF, aunque sin cumplir de nuevo los objetivos marcados al inicio de la temporada; solo la llegada de Lolo Escobar llevó al equipo a reaccionar.

Y, el último equipo de la provincia será el Guijuelo, que jugará en la nueva 3ª RFEF, después de una temporada para olvidar en la que se han hecho infinidad de cosa mal, y todo lo que se podía poner en contra, se ha puesto. A esto hay que unirle la grave crisis institucional, con una directiva que no hace otra cosa que dar palos de ciego.

Ante esta situación, éste es el mejor once de la temporada, formado por jugadores de Guijuelo, Unionistas y Salamanca CF; no están todos los son, pero sí son todos los que están…

El once de la temporada:

Miguel Serna: el ‘cerrojo’ de Unionistas; uno de los jugadores más importantes del éxito del equipo. Estuvo muchos partidos sin encajar gol y con actuaciones que le dieron puntos de oro para quedarse muy cerca del play off.

Antonio Marín: buena temporada la del lateral diestro de Unionistas, que fue creciendo con el paso de la temporada. Uno de los artífices del trabajo defensivo de los de Hernán Pérez.

Mario Gómez: el ‘muro’ de Unionistas. Se ha hartado a ser muy superior al resto en el juego aéreo y en ‘achicar’ agua del área. Formó una dupla de oro con Ramiro Mayor.

Ayala: su llegada al Salamanca fue clave para el resurgir del equipo. Serio, contundente y seguro, también formó un gran tándem con Casado hasta su lesión. Le dio empaque al equipo.

Candelas: el dueño y señor del lateral izquierdo del Salamanca. Potencia y desborde por el costado, además de seguridad atrás; en el tramo final se destapó como goleador.

Carlos Rubén: el mejor, da igual cuando leas esto. A sus 38 años ha sido el ‘jefe’ del equipo, llevando la manija y siendo clave en el centro del campo; cuando no ha estado, el Guijuelo era otro diferente.

Sergio Molina: manejó el juego del equipo y se hizo grande en el centro del campo junto a Amaro y Fer Llorente. Jugador de mucho nivel.

Amaro: el capitán del Salamanca recibió la confianza necesaria y respondió con creces. Gran segunda parte de la temporada con Lolo Escobar, siendo capital en el resurgir del equipo.

Carlos de la Nava: el ‘10’ por excelencia. Uno de los jugadores con más calidad de toda la categoría, y lo volvió a demostrar, pese a que el juego del equipo no era brillante. De espaldas, en banda, bajando a recibir y rematando… ‘temporadón’.

Antonio Pino: el máximo goleador de la historia del Guijuelo en Segunda B, también lo fue en esta mala temporada. Pese al descenso del equipo, jugando con Lolo Plà en el tramo final se le vio mejor; se le caen los goles y la calidad con el equipo ‘verde’.

Íñigo Muñoz: quizá no salga mucho en los titulares ni se vea su reconocimiento mediático. Pero ha sido un hombre clave desde su llegada por su velocidad, desborde y juego para los compañeros. Aporta trabajo.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba