fbpx
Opinión

El auge de los trastornos de la conducta alimentaria

 

Estamos asistiendo a una época en la que los trastornos mentales se están viendo aumentados de una manera muy considerable. Los profesionales de la salud mental estamos notando este aumento sobre todo en la población joven, en concreto, los trastornos de la conducta alimentaria.

Pero ¿Qué son los TCA? Los trastornos de la conducta alimentaria son trastornos psicológicos que se relacionan con alteraciones en la conducta alimentaria como preocupación excesiva por el peso, la imagen, el control, etc. Pero esto es tan sólo la punta del iceberg, es decir, lo que se ve desde fuera, cuando se deja ver…

Los TCA no siempre se ven o se notan, puesto que una persona que ejerce restricciones en sus comidas, que se machaca respecto a su imagen, que se compara constantemente, que hace compensaciones con la comida o que controla constantemente y de manera irracional su peso, también sufre TCA…

¿Te reconoces en alguna de estas conductas?

Los TCA esconden mucho más, como una inseguridad, falta de autoestima, exceso de control, síntomas obsesivos, ansiedad, depresión, deseo de complacer a otros, falta de asertividad, problemas con los límites…El control de la alimentación es considerado el síntoma, pero detrás del síntoma, está lo realmente importante.

En numerosas ocasiones los TCA se relacionan con una idea transgeneracional de cómo alimentarse o cómo debe ser el cuerpo, me estoy refiriendo a la familia. En numerosos casos, los padres o madres de l@s pacientes TCA, también presentan dificultades del estilo que se van transmitiendo generación tras generación, por lo que la implicación de la familia es de suma importancia.

Hay que cuidar mucho el lenguaje que tenemos con las personas, no es tener la piel fina, es que nunca sabemos qué hay detrás de la persona a la que le estamos haciendo un comentario acerca de su físico. Estos comentarios, además, suelen venir de familiares normalmente. Comentarios del tipo “cómo te has puesto”, “dónde vas comiendo tanto” “vaya bariiga”, etc. ¿Os suenan? Estos comentarios a parte de no aportar absolutamente nada, son una forma de agresión, ya que la persona ni lo ha demandado ni le sirve para otra cosa que tener emociones desagradables.

Los TCA pueden cursar de diferentes maneras, no sólo son restricciones alimenticias, sino que también son atracones, culpa, rumiaciones y purgas, es decir, vómitos.

El auge que están teniendo tras la pandemia y en personas muy jóvenes puede derivarse de un mayor aislamiento social, pérdida de control y sobre todo el mundo de las redes sociales en la que todas las personas se muestran con filtros o Photoshop eliminando lo que consideren cualquier “defecto”.

Desde aquí quiero poner de relieve el peligro de los valores que se están difundiendo en redes como Instagram y tiktok, donde salen niñas y niños absolutamente sexualizados y cuerpos totalmente irreales.

El cuerpo va mucho más allá de lo físico. El cuerpo es nuestro vehículo, que siente, vibra, se emociona, palpita, nos lleva a lugares maravillosos…el cuerpo va mucho más allá de la imagen.

Intentemos apartar un poco más la imagen para dar lugar a otra palabra más importante SENTIR.

Si te sientes identificad@ con alguno de los síntomas que he comentado o estás pasando por ello, no dudes en contactarnos. 

Te escuchamos

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba