fbpx
Deportes

Álvaro de Arriba: “Quiero volver a unos JJOO; París 2024 es mi objetivo”

El atleta salmantino asegura que en 2022 el reto de estar en dos Mundiales es apasionante

Tuvo la fortuna de estrenarse en unos JJOO con solo 22 años, cuando acudió a Río con la ilusión de devolver el deporte salmantino a la élite.

Pero, cinco años después y en plena pandemia, ha tenido que pasar por la crueldad de la derrota y no podrá estar en otros Juegos, tan atípicos como caros para la prueba de los 800 metros en España, donde el nivel es ‘top’.

No esconde que está decepcionado, al igual que tampoco pone excusas, aunque se muestra convencido de tener el nivel para estar ahí: “Mis compañeros hicieron una carrera mejor en el Campeonato de España”, asegura. Y es que, lo que pasa en la pista, se queda ahí, no podía ser de otra manera.

Pero, el deporte siempre da una nueva oportunidad, y Álvaro de Arriba (Salamanca, 02-06-1994) ya tiene en el horizonte los dos Mundiales del año 2022 en los que espera estar y hacer un gran papel.

No pierde de vista su paso a los 1.500 metros, donde también pretende lograr éxitos. Sabe que es su futuro, pero no sabe cuándo dará el salto definitivo. Sea como fuera, hay Álvaro de Arriba para rato, que es lo importante.

Pasado ya lo peor tras saber que no irás a los JJOO, ¿cómo estás?

Ahora ya bien; está claro que era el objetivo principal de este año y, quiera o no, también de los últimos 4 porque estar en unos JJOO es lo que quieren todos los deportistas. Después de Río 2016, eran los perfectos para mí, pero se ha dado la circunstancia del gran nivel que hay en los 800m en España y estábamos seis atletas para tres plazas.

Me ha tocado quedarme fuera y no digo que sea por mala suerte, no me excuso en eso porque creo que corrí bien, pero ellos lo hicieron mejor que yo, no hay más. Después de unos días dándole vueltas a la cabeza, ahora ya tengo ganas de terminar mi última prueba, descansar y empezar mas fuerte la próxima temporada.

¿Crees que mereces no estar en los JJOO de Tokio?

No lo veo ni justo ni injusto, la verdad. El criterio era claro, correr el Campeonato de España y si todos llegábamos bien, los tres primeros tenían plaza casi fija. Pasó lo mismo en pista cubierta, cuando me metí yo y otros atletas se quedaron fuera, es así. Estoy tranquilo porque corrí bien y todo se decidió en la última vuelta, por eso no veo la decisión ni justa ni injusta; ellos corrieron ese día mejor que yo, porque llegábamos todos en buena forma marcando 1’45’’.

Unos JJOO son la ilusión de todo deportista; personalmente, ¿crees que es un fracaso?

Estar en unos JJOO es nuestro objetivo siempre, el de mi entrenador y el mío; no puedo ser hipócrita y decir que no pasa nada porque no es así. Se trata de mi trabajo y los JJOO eran el objetivo, para eso trabajamos desde hace tiempo; y claro que es una decepción no poder competir, pero no me queda otra que seguir porque el año que viene hay dos Mundiales, al aire libre y pista cubierta y un Europeo al aire libre.

¿Ha hablado contigo el seleccionador español o el director deportivo?

La verdad es que no tuve la opción de hablar directamente con Peiró tras el Campeonato de España, aunque sí lo hizo Juan Carlos y me comentó que le había dicho que no había sido por nivel, pero los otros también lo tenían y sabía que se iba a decidir en el Campeonato de España. Todos han demostrado mucho nivel y ha quedado claro que la decisión no se ha tomado en el plano personal y sí en el deportivo.

Y con tus compañeros de 800, ¿has podido hablar?

Sí, tras la prueba pude hablar con Saúl (Ordóñez) y Adri (Ben); todos sabíamos lo que había y esta vez me tocó quedarme fuera a mí, como otras veces les ha tocado a otros. Pablo (Sánchez- Valladares) me escribió más tarde y estuve hablando con él; hay una buena relación entre todos nosotros y sabemos que lo que pasa en la pista se queda en la pista. Todos queremos ir a unos JJOO y ahora toca ganarse el puesto para las bonitas competiciones que habrá en 2022.

Para Álvaro de Arriba, ¿es positivo o negativo que haya tanto nivel en el 800 español?

Es algo que hemos hablado todos; por un lado, es bueno y por otro no. Es positivo porque ya tienes ese nivel en casa y te vale esa forma para cuando compites fuera de España. Por ejemplo, yo me he quedado fuera de los JJOO de Tokio, pero este 13 de julio tengo una competición como es la Diamond League en Londres, que es de mucho nivel.

También está la parte negativa, en la que existe mucha tensión y presión y te juegas una plaza para el Mundial al aire libre o en pista cubierta, como pasará en 2022 o este año en los JJOO. Estoy seguro de que podría estar en los Juegos porque estoy a buen nivel, pero esta vez me ha tocado quedarme fuera.

Queda aún mucho para los próximos JJOO de París en 2024; ¿luchará Álvaro de Arriba por estar allí?

Es verdad que faltan tres años, pero también es cierto que el tiempo pasa muy rápido; fíjate que parece que fue ayer cuando estuve en los JJOO de Río y han pasado ya cinco años. He sido ya olímpico y eso quita un poco de presión; creo que un atleta puede tener una buena carrera deportiva y ganar medallas y quedarse fuera de los JJOO. Mi idea es estar en otros, como mínimo y París 2024 será mi objetivo; ahora es cierto que mi cabeza solo está en la próxima temporada, con muchas competiciones y retos. El Mundial de EEUU en una pista mítica es algo que me hace mucha ilusión, al igual que el de pista cubierta con el Europeo al aire libre que veremos cómo lo podemos afrontar.

Por suerte, el deporte no deja mucho tiempo para el lamento porque rápido da una nueva oportunidad.

Sí, está claro, lo mismo pasa con los éxitos, que enseguida tienes que prepararte para otra cosa y otro campeonato. Cuando sale mal, ocurre igual y el año que viene hay dos Mundiales y si logro buenos resultados, todo se olvidará mejor.

Acabas de cumplir 27 años; ¿has encontrado ya la madurez como atleta?

Todo depende de lo que busques; en los 800, las mejores marcas personales suelen salir a los 22-23 años, pero el rendimiento en los grandes campeonatos llega a los 27-28 años, que es cuando logras mejores resultados.

Aún me queda por dar guerra en los 800 porque no he llegado al 100% y donde sí he notado mucha evolución es en el apartado mental; ya lo noté desde mi medalla en el Europeo en 2017 hasta 2019, aunque aún me queda camino por avanzar.

Ahora queda dar el salto a los 1.500 metros, que aún no he decidido cuándo será el momento, si será el año que viene o de cara a los JJOO de París en 2024; con 30 años para una prueba así, estás es un gran momento. De hecho, con 30-31 años se han ganado mundiales en 1.500 y es algo que tenemos que ir viendo.

¿Tiene España opciones de medalla en los 800 metros en los JJOO?

Es muy complicado poder predecir algo en unos Juegos, y más en éstos, que son raros, no como es habitual. Hay gente importante que se ha quedado fuera y les ha pasado un poco lo mismo que a mí en esta ocasión; pero sí veo opciones reales de que se cuelen en la final de los JJOO.

Un atleta entrenando en plena pandemia; ¿de qué manera te ha afectado?

Ha cambiado el calendario y eso te afecta como atleta; tuve la suerte de competir en el verano fuera de España y aunque la preparación no fue la ideal, no perdí ritmo de competición y este año el calendario sigue siendo raro, con muchas pruebas importantes en poco tiempo. Estos JJOO se han hecho muy largos porque llevamos hablando de ellos desde 2018 como quien dice y al final han sido en 2021 por la pandemia; necesitamos que pase esto.

En el aspecto físico la pandemia no me ha afectado mucho de manera negativa, aunque es cierto que he tenido dos lesiones (nunca se había lesionado) y aunque no fueron importantes, siempre te hacen parar un poco. Pero en general, hemos entrenado con normalidad.

Has hablado de los dos Mundiales en 2022; ¿son tus grandes retos?

Sí, el objetivo serán los dos Mundiales y el Europeo al aire libre estará ahí, pero creo que será secundario. En 800, habrá que ver cómo está el tema y qué equipo se puede llevar al Europeo; me centro en los Mundiales, que son los grandes objetivos.

El Mundial será en EEUU en una pista mítica en el mes de julio de 2022, mientras que el Mundial en pista cubierta será a mediados de marzo.

¿Cómo te has planteado la próxima temporada?

Aún no lo sé; cuando termine la Diamond descansaré dos semanas y luego me sentaré con Juan Carlos para planificar la nueva temporada. Imagino que irá encaminada a 2-3 concentraciones en altitud y luego entrenar en Salamanca, pero lo veremos todo con calma.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba