fbpx
LocalPortadaSucesos

Muy pocos lo conocían

El presunto asesino de Garrido no aceptó el “no” de Belén. Ella fingió salir con su amigo para quitárselo de encima

El presunto asesino del tiroteo de Garrido fue detenido el domingo en su casa, ubicada en el número 21 de la Calle de Lazarillo de Tormes. Ha pasado de ser un desconocido a que todo el mundo en Garrido hable de él tras ser detenido como presunto autor de los disparos que acabaron con vida de un hombre y mantienen en estado crítico a una mujer en el Hospital Clínico.

 

Texto: D.G.C.

El detenido es un vigilante de seguridad que trabajaba para la empresa que presta servicio en la Papelera. Es un completo desconocido en el barrio. Tras preguntar sucesivamente a vecinos de Garrido, muy pocos lo conocían en las inmediaciones de donde vivía, en la calle Lazarillo de Tormes.

Son escasos los testimonios que se pueden recoger sobre su persona. R.S. se refiere a él como «muy corpulento, un chico de gimnasio». Era conocido sobre todo por los bares. En uno de estos locales se dirigen hacia el detenido como alguien que «siempre venía con una chica. Le gustaban con pelo liso, delgaditas. Puede que se viese atraída por Belén, pues reúne exactamente esas apariencias. Lo he visto por Garrido desde hace pocos años», dijeron.

La tragedia del viernes por la noche se gestó en el Bar Ciclón, a escasos metros del parque de Garrido y del domicilio de Belén, que fue el elegido para celebrar su cumpleaños. Le acompañaban Chema y otra amiga. El presunto asesino coincidió con ellos en el local. Ya se conocían de antes y el ahora detenido intentó un acercamiento con Belén, quien lo rechazó en repetidas ocasiones, fingiendo que ahora salía con Chema con tal de quitárselo de encima. El presunto agresor no aceptó el desaire de Belén y comenzó a montar jaleo en el bar. Pudo lanzar alguna silla o mesa. «El regente del bar lo echó, pero antes de marcharse mencionó que él se libraba por ser el dueño, pero que a los otros dos les pegaría un tiro«, cuenta un vecino, aunque este es uno de los aspectos que se tiene que corroborar en sede policial y judicial.

Todavía se desconoce si en ese momento portaba el arma o si fue a casa a por la pistola para consumar sus intenciones.

Belén abandonó el local junto a Chema para acompañar a la otra amiga a su domicilio. Se sospecha que el ahora detenido ya los estaba siguiendo. Dejaron a la amiga y se fueron hasta donde vive Belén. El presunto autor sabía dónde vivía y que allí se despedirían los dos amigos. En ese momento se precipitó sobre ellos vaciando el cargador. Chema murió al instante y Belén se debate entre la vida y la muerte en el hospital.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba