fbpx
LocalPortada

La creación de Radio Nacional

Una de las emisoras de radio más escuchadas en España se fundó hace casi 85 años en Salamanca

El 19 de enero de 1937 comenzaba sus emisiones Radio Nacional desde el Palacio de Anaya de Salamanca, ciudad en la que permaneció hasta febrero de 1938, cuando se trasladó a Burgos.

En un contexto como el presente en la España de principios de 1937, con una guerra civil que había estallado hacía unos meses, la propaganda era un aspecto clave para el equilibrar la balanza en favor de uno u otro. En ese momento, los principales medios propagandísticos eran la prensa escrita y los carteles, pero desde hacía unos años la radio iba ganando un protagonismo cada vez mayor.

Como bien es sabido, Salamanca estuvo controlada por miembros del bando sublevado desde el inicio del conflicto, llegándose a convertir en una de las principales ciudades de la zona partidaria al golpe. Situada en la retaguardia y ubicada en una zona céntrica, era un emplazamiento perfecto para instalar en ella las sedes de numerosas instituciones, entre otras el cuartel general de Francisco Franco.

En los inicios del conflicto, tanto Madrid como el resto de grandes ciudades estaban en manos del bando republicano, por lo que las emisoras de radio más potentes estaban controladas por ellos. Ante esta situación, desde el entorno de Franco empezaron a plantear la necesidad de contar con una radio que sirviera de portavoz del régimen. Para ello necesitaban crear una emisora potente y de alcance nacional.

Fundación y primeros momentos

El principal impulsor y posterior fundador de Radio Nacional fue el general José Millán-Astray y Terreros, también creador de la Legión Española años antes. Millán-Astray estuvo al lado de Franco desde el estallido del conflicto por lo que, tras el nombramiento de este como Jefe del Estado, no dudó en colocar a su fiel aliado al mando de la Oficina de Prensa y Propaganda.

El mayor hito de Millán-Astray al frente de la prensa y la propaganda fue la creación de Radio Nacional, que posteriormente pasó a llamarse Radio Nacional de España. Recibió el adjetivo de “Nacional” siguiendo el ejemplo del nombre con que se autodenominó el bando sublevado desde el inicio de la Guerra Civil.

La emisora se creó siguiendo el ejemplo de los modelos italiano y alemán. Este último país resultó clave para su creación, pues la primera emisora (una Telefunken de 20 kW) fue un regalo del ministro de Propaganda alemán, Joseph Goebbels, al Nuevo Estado de Franco. Dicho aparato había sido utilizado en la Alemania nazi por el propio Hitler durante los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, y se transportó en camiones desde el puerto de Vigo hasta Salamanca.

El 19 de enero de 1937 Radio Nacional emitía por primera vez desde el Palacio de Anaya. Un ejemplo de la importancia que supuso este hito fue la presencia de Franco en la inauguración y la lectura de un discurso por parte del mismo. Esta emisora pasó a depender de la recién creada Delegación para la Prensa y la Propaganda, y se mantuvo en la ciudad hasta febrero de 1938, cuando Franco nombró su primer Gobierno y se trasladó oficialmente a Burgos.

Inscripción que se puede leer en el Palacio de Anaya.

La primera emisión comenzó con las palabras “Atención, habla España”, del conocido actor y locutor Fernando Fernández de Córdoba que, durante el transcurso de la contienda, fue el encargado de leer los partes de guerra que emitía el bando sublevado en Radio Nacional.

Durante sus inicios, a pesar de que la redacción y la sede estaban en el Palacio de Anaya, las emisiones se retransmitían desde el lugar donde se estableció el aparato cedido por Alemania, un frontón ya desaparecido entre el Paseo de Carmelitas y la Avenida Filiberto Villalobos.

El 14 de junio de 1937 Radio Nacional asumió las funciones de cabecera de la radio del bando sublevado, convirtiéndose en la emisora más importante de la zona franquista. El 13 de febrero de 1938 se trasladó la sede a Burgos y finalmente en otoño de 1939, una vez terminada la guerra, se instaló en Madrid.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. En el palacio de Anaya habia un señor, el Marques de Yen que a traves de su emisora de radioaficionado y de construción propia, trasmitia comunicados con el otro lado y ponia en ontacto a los familiares de un sitio y otro.
    Posteriormente un equipo facilitado por los Alemanes empezo a trasmitir desde donde hoy esta el Grupo Mariano Rodriguez en el paseo de Carmelitas, hasta que un camión con un potente equipo se instalo en el Teso de la Feria hasta que efectivamente se traslado a Brugos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba