fbpx
Economía

Unicaja planea el cierre de 80 oficinas en la Comunidad

UGT apela a la “voluntariedad incentivada” para las salidas de trabajadores

El secretario de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Castilla y León, Héctor Yagüez, avanzó este jueves que el sindicato trabajará en la mesa de negociación para “reducir la cifra de afectados por el ERE de Unicaja de forma considerable” y sostuvo que existen alternativas. En este sentido, apeló a la “voluntariedad incentivada” para las bajas de los trabajadores que “quieran salir”. “Es una parte de la solución, porque la pérdida de empleo de calidad no se recupera”. También ofreció la posibilidad del teletrabajo.

 

Ical.- Yagüez hizo estas declaraciones después de que su sindicato asegurara que existe una propuesta para cerrar 395 oficinas y despedir a 1.337 trabajadores en España, de los que 80 y 401 serían en Castilla y León. A ellas se suman a nivel nacional otras 163 jubilaciones para mayores de 56 años, que “les ofrecen otras condiciones”, mientras que los de 50 a 56 años no se verían afectados.

Además, UGT señaló que afecta a más del 40 por ciento de los trabajadores con menos de 50 años en Castilla y León, que serían despedidos. “Es una barbaridad. Es una desbancarización mayor, porque no cierra oficinas porque se solapen con otras próximas del grupo, sino que se retiran de poblaciones del medio rural, cuando esta Comunidad es líder en municipios sin servicios bancarios de España”, advirtió. Por el momento, las provincias más perjudicadas con estos cierres son León y Valladolid.

Las partes prevén que a primeros de diciembre acabe el periodo de negociación. En todo caso, Yagüez consideró que es “inevitable esta situación por la evolución que lleva el sector, ya que es una encadenación constante de ERE tras ERE en la banca”. “Cuando termina una entidad empieza otra. Están aprovechando la pandemia para acelerar sus planes de eliminar oficinas y trabajadores”, denunció.

Igualmente, achacó esta situación a la reforma laboral de 2012, cuya derogación se encuentra precisamente sobre la mesa del Gobierno de coalición. A su juicio, este normativa “provoca que no sea necesario que la Administración tenga que analizar una situación de justificación de un ERE, como el de Unicaja, a pesar de sus importantes beneficios”.

Al respecto, Yagüez lamentó que los criterios con la reforma laboral “se rebajaron considerablemente”. “A veces las entidades lanzan unos beneficios que luego acaban coincidiendo con el recorte en oficinas y personal o se acerca mucho a esa situación”, expuso. La siguiente reunión se celebrará el próximo miércoles y UGT no descarta desarrollar movilizaciones a nivel estatal en función del avance de las negociaciones.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba