fbpx
DeportesLocalPortada

“Si gestionas bien la presión tienes más posibilidades de ganar”

José María Rozas, salmantino y una de las promesas del golf nacional

 

José María Rozas se está formando en la Escuela Nacional Blume, la misma de Jon Rahn, el número 1 del golf, Rozas lo hace en León y Rahn estuvo en Madrid. Además, ambos eligieron Estados Unidos para continuar con sus estudios, porque allí es más sencillo compaginar la Universidad y el deporte. Es muy joven y con una cabeza privilegiada, por eso hablar con José María Rozas nos permite conocer el golf por dentro.

¿Hay mucha diferencia entre el golf como afición o como está ahora, casi semi profesional?
Sí, hay diferencia de entrenar día a día para jugar los torneos más importantes a cuando vengo a Salamanca en vacaciones que juego con mis amigos por pasarlo bien y ya está. Lo bueno de este deporte, y por eso tanta gente lo practica, es que lo puedes jugar como profesional y también por pasar el día con tus amigos y luego irte a comer,… Para mí, eso es lo mejor del golf.

El hándicap es muy generoso en ese sentido…
Sí.

¿El golf es un deporte para personas humildes?
El golf es un deporte que te da humildad sobre todo en el punto que yo juego, semi profesional o amateur de alto nivel, porque tú puedes jugar muy bien, pero el resto puede jugar mejor que tú. La gran cantidad de factores que juegan en el golf no dependen directamente de ti. Es un deporte duro, puedes estar jugando bien y el campo a veces te da y otras te quita, el árbol unas veces te echa fuera la bola y otras dentro,… Es un deporte que te pone en tu sitio, se pierde más veces que se gana, como en la mayoría de los deportes. En un cómputo global de los torneos pierdes más que ganas, pero es verdad que cuando se ganan, la satisfacción es mucho mayor.

José María rozas saliendo de un bunker de La Valmuza.
José María rozas saliendo de un bunker de La Valmuza.

Desmitifíquenos que sea un deporte elitista.
El golf antes se veía como un deporte con poder adquisitivo, pero desde que yo juego, unos diez años, cada vez hay más posibilidades de jugarlo y no hace falta tener muchos recursos porque puedes alquilar los palos, encontrarlos de segunda mano a buen precio,… Eso no quita que haya clubes de golf muy exclusivos, como Puerta de Hierro, pero hay muchas opciones para practicar el golf sin tener dinero. Eso sí, requiere tiempo, más que dinero.

Por eso es caro.

(…)

El golfista José María, en La Valmuza.

El otro día leí que el campo de golf más complicado tenía como unos 15 centímetros. Es la distancia que va de una oreja a otra. ¿Qué opina?
Creo que es la parte que más hay que trabajar en el golf y la más importante, cuando llegas a un cierto nivel. Del 80 al 10 del mundo no hay mucha diferencia técnica, en cuento a pegarle a la bola, patear,… son muy parecidos, pero la cabeza les funciona de manera diferente. Creo que no solo en el golf, eso pasa en todos los deportes, más aún si son individuales. Sin duda, cuando llegas a un nivel, la diferencia está en la cabeza.

¿Cómo prepara su mente?
Ahora estoy en el centro de alto rendimiento de León en el que trabajamos mucho la parte técnica, pero también la mental y la física. Tenemos psicólogos y preparador físico. Preparamos mucho la parte mental mediante simulación de competición en los entrenamientos, para saber relajarse en el campo, porque cuando sientes la presión, te pones nervioso y nos enseñan a controlar los nervios. Sabemos que existen y son buenos, porque eso significa que te está importando lo que haces, pero hay que saber controlarlos mediante respiraciones, ejercicios de relajación,… y sobre todo estar enfocado en el golpe que quieres dar, no pensar en el resultado, solo pensar en que estás tú y la bola.

Un torneo puede durar más de cuatro horas, no puede estar tanto tiempo concentrado, ¿cómo trabaja esos momentos valle?
Una vuelta son cuatro horas, pero yo juego torneos de cuatro días seguidos, obviamente es imposible estar todo el tiempo concentrado, pero nosotros trabajamos varios niveles de concentración.

¿Cuáles?
El nivel 1 es el más alto y el 3, el más bajo. Cuando más concentrados tenesmo que estar, porque si intentas estar en el nivel más alto toda la vuelta es imposible y acabas agotado, es cuando preparamos el golpe que tenemos que dar, pero una vez que lo pegas, puedes ir hablando con tus compañeros, a los que conoces, y te relajas.

José María Rozas, en La Valmuza.

¿Es difícil ganar?
En el golf hasta el último golpe puede pasar lo que sea. Puedes tener todo controlado, pero si fallas y tu contrincante acierta, pues el marcador da la vuelta. Es muy difícil ganar en el golf, porque no depende de ti directamente.

A qué se refiere.
Depende de ti el jugar muy bien, el pegar bien la mayoría de los golpes, hacer los menos golpes posibles, pero tú puedes hacerlo bien, pero llega otro y lo hace mejor. Ganar es muy complicado y para ganar, se ha visto en el ámbito profesional, golfistas que llevan muchos años en el Tour Europeo o Americano y que no ha ganado nunca, porque es muy difícil ganar y realmente, las diferencias entre el que ha quedado primero y tercero son muy pocas, casi han jugado igual. Tienen el mismo nivel, a veces influye la suerte, otras la cabeza, que saben gestionar mejor los momentos de presión, creo que es donde está la diferencia en saber tramitar esos instantes, si lo hace bien, tiene más posibilidades de ganar.

¿Está en el mismo centro que Jon Rahm?
Sí, pero él estaba en Madrid y yo estoy en León. Es la Escuela Nacional Blume. Ahora mismo es el número 1 y uno de los mejores golfistas españoles de la historia junto con Severiano Ballesteros o Sergio García.

Tiene la suerte de compartir espacio con otros deportistas de otras especialidades. ¿Qué está aprendiendo de ellos?
Es un lujo. La preparación física la entrenamos en el Centro de Alto Rendimiento de León, por lo que estás entrenando al lado de atletas que han sido olímpicos. Hay varios que han estado en Tokio y ahora se están preparando para ir a sus mundiales.

¿Charlar con ellos le puede dar una visión de lo que puede ser el deporte profesional?
Sí, sobre todo porque son deportes individuales, la diferencia con ellos es que en el golf hay muchos torneos al año y ellos entrenan muy duro para competiciones que duran unos segundos, como es el caso de una carrera de atletismo o unos lanzamientos. La mayoría se preparan para los Juegos Olímpicos, Europeos o Mundiales. En ese aspecto, lo considero muy duro mentalmente. Los valoro mucho, porque los veo entrenar todos los días. Nos aconsejan que si tenemos la oportunidad de ir a unos Juegos Olímpicos, vayamos.

Ahora el golf es deporte olímpico.
Sí desde Río de Janeiro. Si tengo la suerte de jugar unos Juegos Olímpicos, sería brutal. A los próximos que son en París me gustaría ir, aunque primero tengo que acabar la Universidad, pero sí que me gustaría ir, al menos a verlos.

 

Hablando de la Universidad, se va a Estados Unidos…
Hace poco he firmado, me voy a Texas y la verdad es que estoy contento. Es un paso adelante en el sentido de que es un nivel más de golf, porque en España puedes ser muy bueno, pero hasta que no llegas a Estados Unidos,… Allí eres uno más, por el nivel que hay. Además, te permiten compaginar estudios y deporte.

Volvamos a casa. Los golfistas de Salamanca son privilegiados tienen tres campos muy diferentes entre sí. ¿Cómo son?
Sí que son muy distintos entre sí. La verdad es que es una suerte que tengamos tres campos tan buenos. Villa Mayor es un campo muy próximo a la ciudad; La Valmuza y Zarapico son grandes campos de golf. Están muy bien cuidados los tres. La Valmuza, que se ha reabierto hace poco y han ido muy rápido, hace un año era impensable que pudiera estar como está. Han hecho un trabajazo. Ahora que tengo la suerte de poder entrenar en tres campos diferentes es una gozada.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba