fbpx
LocalPortada

“Emprender en Salamanca es más fácil que en sitios más grandes”

Jesús Rodríguez-Aragón, CEO y fundador de Iberbox

Siguiendo los pasos de MEGA, de la que fue alto directivo, Jesús Rodríguez-Aragón creó junto con Javier Serrano Iberbox. Ubicada en Salamanca desde su nacimiento en 2019, es una nube de almacenamiento que aspira a convertirse en la referencia de Europa. El CEO de la compañía ha concedido una entrevista a este diario para valorar su trayectoria y la de su empresa, además de otras cuestiones como el emprendimiento en Salamanca. 

¿En qué consiste una nube?
Es un sistema desde computación hasta almacenamiento de datos que está distribuido. Es el cambio de paradigma de ejecutar cosas en nuestro dispositivo con información que solo está en nuestro dispositivo, a ejecutar cosas en dispositivos de otros con información que está en dispositivos de otros. Una frase decía que “subir una información o un fichero a la nube era algo tan sencillo de pensar que es ‘copiar un fichero en el disco duro de otra persona’”, eso es como debemos entender la nube. Cuando ejecutamos un programa en ella, estamos ejecutando un programa en el dispositivo de otra persona. El gran beneficio de la nube es que puedo utilizar mis datos en cualquier sitio.

¿Qué hay en la nube?
Desde procesamiento hasta información. La parte más importante y valiosa es la cantidad de información que hoy en día tenemos en ella. Al fin y al cabo, desde hace años estamos utilizando correos electrónicos donde damos permiso para acceder a todos nuestros datos, utilizamos un calendario, agendas, redes sociales… que al fin y al cabo son nube. Todas nuestras comunicaciones y relaciones sociales online están allí, las búsquedas que hacemos, las fotos… Toda esa información está en la nube. En alguna ocasión he escuchado que Google sabe más de nosotros que nuestra propia familia. Por ejemplo, en cuestiones sanitarias, antes de decírselo a nadie se lo hemos preguntado a Google.

¿Qué diferencias hay entre el dato y la información?
Sobre esta cuestión quizá hay que destacar que subimos a la nube muchos datos que, de manera quizá aislada no tengan importancia o no contengan información suficiente para conocernos. Pero si recopilásemos toda la información que una empresa de almacenamiento común tiene, a lo mejor nos llevaríamos una sorpresa.
En Iberbox, como es computacionalmente imposible que sepamos lo que ha subido una persona, no podemos perfilar a nadie ni podemos sacar ningún tipo de información de lo que alguien sube.

Jesús Rodríugez, CEO de Iberbox. Fotografías. JOTA

 

¿Cómo llegó MEGA a España?
MEGA nace el 20 de enero del 2013. En ese momento Javier Serrano y yo estábamos terminando el doctorado. Javier observó que solamente sacaron una plataforma, pero no una aplicación de Android. Por ello decidió intentar, de manera particular y voluntaria, crear la aplicación de Android. Lo consiguió, por lo que la primera persona que sube una aplicación relacionada con MEGA a la Play Store es un salmantino. Tres meses después detectó un error que tenía la plataforma de MEGA y se lo notificó, también voluntariamente. Por eso es remunerado y a los cinco meses acaba contratado por MEGA como freelance. En noviembre entro yo, y poco a poco fuimos obteniendo responsabilidades.
A mediados de 2014 Javier y yo montamos una empresa que tenía derecho de marca de MEGA. Y en agosto de 2015 hacemos el primer viaje a Nueva Zelanda y pasamos a formar parte del equipo de dirección de MEGA. Javier como Director Tecnológico y yo como Director de Producto. A la vuelta de ese viaje lo que conseguimos fue que MEGA instalase oficialmente una empresa con sede en Salamanca, que además era la única filial de la compañía fuera de Nueva Zelanda.

¿Y cómo surgió Iberbox?
A finales del año 2017 empezamos a observar la que se venía encima con la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), y vimos que no existía una nube europea consolidada. El RGPD indicaba que los datos personales de los ciudadanos europeos debían estar en Europa. Entonces vimos la oportunidad y tratamos de reconducir a MEGA hacia un enfoque y un perfil de usuario más profesional. MEGA decidió que continuaba con un perfil de usuario particular y a principios de 2019 separamos nuestros caminos. Una vez pasado el periodo de no competencia decidimos montar Iberbox para desarrollar la idea que habíamos planteado de una nube privada, confidencial, cifrada y muy enfocada a un perfil profesional.

¿Por qué en Salamanca?
Tanto Javier como yo somos salmantinos y llevamos a mucha honra y con mucho orgullo nuestra provincia y nuestra ciudad. Además, hay un dato objetivo, y es que Salamanca es un gran lugar para montar una empresa tecnológica. Tenemos dos grandes universidades, con un gran prestigio y donde los alumnos salen muy bien formados y con gran nivel. Aparte está el Parque Científico de la USAL, donde se ha generado un gran ecosistema de emprendimiento, no solo tecnológico. Ya en su día, defendimos que MEGA viniera a Salamanca y nuestra voluntad era que siempre estuviera aquí. Por tanto, el sitio donde debía surgir Iberbox era Salamanca.

Jesús Rodríugez, CEO de Iberbox. Fotografías. JOTA

¿Emprender aquí es posible?
Perfectamente. Yo personalmente, desde el 2013 he tenido una vida en permanente emprendimiento. Creo que es un sitio, tanto la provincia como la ciudad, muy bueno y hay un ecosistema mucho más grande de lo que se puede esperar en cuanto a empresas tecnológicas. Incluso hay veces en las que emprender en Salamanca es más fácil que en sitios más grandes. Al final la visibilidad y la ayuda, tanto económica como del contexto, puede ser mejor que en sitios llenos de empresas en los que destacar cuesta más. Además, yo no tengo ninguna queja hacia las ayudas, las subvenciones, financiación público-privada que he recibido. Si tienes un proyecto innovador, Salamanca es un sitio ideal.

¿Acabaréis yéndoos a otra provincia?
No es nuestra intención, ni mucho menos. Cuando me dieron el Premio al Mejor Ingeniero Informático de Castilla y León en 2018 dije una frase que me salió de dentro: “Tenemos que hacer tierra”. Y un mensaje que nos gusta mandar es que se puede hacer alta tecnología desde cualquier lugar del mundo, y Salamanca es un sitio inmejorable para ello.

¿La presencia de Iberbox puede atraer a otras tecnológicas a Salamanca?
Ojalá. Obviamente ahora es una startup con dos años y pico de vida, pero si nuestra historia sirve para motivar a alguien a emprender en Salamanca de una manera tecnológica sería maravilloso.

¿Cuántos empleados tenéis en Salamanca?
Actualmente estamos 10 personas en Iberbox. Además, la idea es aumentar ahora el equipo.

¿En qué otras provincias tenéis presencia?
Aparte de las dos oficinas de Salamanca, una en el Parque Científico y la otra en la calle Bermejeros, tenemos una oficina en Madrid a nivel comercial como espacio de reunión. Además, desde hace un par de meses, como hemos sido seleccionados por Lanzadera (la aceleradora del presidente de Mercadona, Juan Roig), tenemos espacio en el edificio de Marina de Empresas de Valencia.

Jesús Rodríugez, CEO de Iberbox. Fotografías. JOTA

 

¿Qué significa para vosotros y nuestro país que España sea una Región Cloud?
Todo es positivo, en España hay compañías muy potentes… y todo crecimiento tecnológico que se pueda producir es muy positivo y nos ayuda a todos.

¿Qué diferencias hay entre Iberbox y MEGA?
La principal diferencia es el enfoque del perfil hacia el que va destinada. MEGA va dirigida hacia un usuario más particular e Iberbox uno más profesional. Por tanto, el hecho estar más enfocados a ese tipo de perfil implica una serie de cambios estratégicos que nos diferencian totalmente. Por ejemplo, MEGA es un modelo ‘freemium’, y en Iberbox no hay nadie gratuito. Aquí todo el mundo está completamente identificado y paga. Hay una frase que está en nuestros valores y es “privacidad absoluta, anonimato cero”.

Otra de las principales diferencias es que no solo somos una nube de almacenamiento, sino que tenemos una serie de aplicaciones alrededor de esa nube. Es decir, somos una nube de almacenamiento y una ‘suite’ de servicios.

¿Cuáles son esos servicios que ofrece Iberbox?
Tenemos la nube de almacenamiento, con la diferencia respecto a las demás de que nosotros no podemos acceder a ninguna información que un usuario sube, porque todos esos datos están previamente cifrados en el dispositivo del usuario con una clave que solo él conoce y que nunca viaja de manera descifrada a Iberbox. Aparte de esto, tenemos un gestor de copias de seguridad centralizado en la nube, un espacio privado o carpeta secreta con doble capa de cifrado y otro producto, denominado Bmail, que consiste en un correo electrónico completamente confidencial y seguro.

Sácanos de dudas, cuando enviamos un correo electrónico ¿pasa por vuestra empresa?
La información que un usuario envía a través de Bmail es computacionalmente imposible que Iberbox pueda acceder a ella. El esquema de cifrado que utilizamos se denomina computacionalmente irrompible, en él, la base de la seguridad está en la clave, en que tú poseas o no la clave. Además, esa clave nunca viaja a Iberbox de manera descifrada.

Jesús Rodríugez, CEO de Iberbox. Fotografías. JOTA

 

¿En qué os diferenciáis de vuestra competencia?
De la gran mayoría, que somos una nube con cifrado controlado por el usuario, o cifrado punto a punto. Por tanto, la diferencia clave y fundamental es la intimidad, privacidad y confidencialidad que proporcionamos. Además, nosotros hacemos un seguimiento de los requisitos que plantea el RGPD y somos una nube europea. Y también el enfoque del tipo de usuario a uno más empresarial.

Mencionas que vuestro perfil de usuario es más profesional, ¿cuáles son vuestros potenciales clientes?
Especialmente profesionales, empresas y Administraciones Públicas. Lo que no quita para que un usuario particular se dé de alta en Iberbox y pueda disfrutar de nuestros servicios.

¿Garantizáis que vuestros clientes van a tener servicio siempre?
Esa es la idea, efectivamente. Porque Iberbox ha venido para quedarse.

Cuando vemos vuestra empresa por fuera, ¿podríamos deducir a qué os dedicáis dentro?
En cierta medida, eso es lo que pretendemos.

¿Cuáles son vuestros próximos objetivos, a qué aspiráis en el futuro?
A largo plazo, ser la nube europea de referencia para profesionales, empresas y Administraciones Públicas. Pero para llegar a eso hay que ir avanzando poco a poco. Por tanto, en el medio plazo, por ejemplo los próximos doce meses, nuestra idea es realizar una ronda de inversión para poner las bases de crecimiento y estructurar la compañía, de cara a que dentro de ese tiempo demos el salto internacional absoluto.

¿Qué crees que le hace falta a Iberbox para ‘dar el salto’?
Principalmente una estructura, por ejemplo, de ventas. Pero, en definitiva, preparar ese crecimiento y no morir de éxito

Habéis comentado en alguna ocasión que vais a obtener una mejor certificación en el Esquena Nacional de Seguridad, ¿qué significa esto para vosotros?
Esto demuestra que Iberbox es un lugar en el que se puede confiar, ya que los datos son privados y están seguros.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba