fbpx
Provincia

42 farmacias rurales de Salamanca están en situación de riesgo

Los socialistas consideran estos establecimientos un servicio esencial “básico” de carácter “social y sanitario” y denuncian que Salamanca es la provincia de Castilla y León con mayores problemas en este sentido

El PSOE de Salamanca advirtió este viernes que 42 de las 255 farmacias existentes en la provincia salmantina están en situación de “viabilidad económica comprometida”. En este contexto, los socialistas mostraron su “firme apoyo” a los farmacéuticos rurales por su “innegable importancia” como servicio “básico” de carácter “social y sanitario”.

ICAL. Así se lo transmitió una delegación de la Dirección Provincial del PSOE de Salamanca encabezada por el secretario general, David Serrada, junto al secretario de Política Municipal, Fernando Rubio, y la secretaria de política social, Elena García, a representantes de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Salamanca, durante un encuentro de trabajo mantenido hoy en la sede del Partido Socialista

Así, en la provincia de Salamanca, las 255 farmacias y 92 botiquines que existen dan empleo a cerca de un millar de personas. Con estas cifras, la reunión sirvió para abordar la forma de asegurar la sostenibilidad económica de las farmacias rurales. “No podemos seguir siendo la provincia de Castilla y León que más farmacias tiene en esta situación”, consideró el líder de los socialistas salmantinos, David Serrada, quien añadió que “ni la Diputación de Salamanca ni la Junta de Castilla y León pueden seguir mirando para otro lado como si no pasara nada”.

Así, Serrada explicó que, a día de hoy, los vecinos están “preocupados” por “las dificultades para comprar medicamentos en situaciones de urgencia”. Una preocupación que los socialistas trasladaron al Colegio de Farmacéuticos con el objetivo de buscar soluciones a este problema “de forma conjunta”. En este sentido, se debatió sobre la implementación de medidas e iniciativas para buscar la mejora de un sector “tan importante” en las zonas rurales.

A la hora de afrontar estas cuestiones ambas partes convinieron que las farmacias son establecimientos “privados”, pero “con un innegable interés público”. Un sector autorregulado, con una normativa que no responde en la actualidad a la problemática que comienzan a sufrir “con cada vez más fuerza” los farmacéuticos situados en el medio rural, y que ven cómo las condiciones establecidas para compensar el efecto de tener dicho negocio en el medio rural “se quedan cortas” y, por tanto, “hacen peligrar la viabilidad de sus establecimientos”.

Ambas delegaciones coincidieron también en que esta problemática se está dando con mayor incidencia en provincias como la salmantina y comunidades como Castilla y León, donde la despoblación es “una lacra”. Según datos aportados por el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla y León, el 62 por ciento de las farmacias se sitúan en el medio rural, de las que el 47 por ciento tienen sede en municipios de más de 2.000 habitantes, el 39 por ciento en pueblos de menos de 1.000 habitantes y el 25 por ciento en localidades con una población inferior a los 500 habitantes.

“Mantener la red de farmacias actual como mínimo en nuestra tierra, especialmente en el medio rural, debe ser una prioridad que desde las administraciones implicadas se debe afrontar”, indicó Serrada, haciendo hincapié en la necesidad de “modificar el marco regulatorio del propio sector”. Tanto socialistas como representantes farmacéuticos coincidieron en definir que la farmacia es “mucho más que un simple establecimiento comercial” en cualquiera de los municipios de la provincia, “en su mayoría muy por debajo de los 500 habitantes” y la importancia que tiene para todos ellos el servicio “imprescindible” que están prestando.

“Su labor va mucho más allá que el mero suministro de medicamentos a una población que, por su envejecimiento, precisa de los mismos con relativa frecuencia”, añadió el diputado nacional socialista. “En muchas ocasiones, efectúan un seguimiento personalizado de sus dolencias y enfermedades más allá de la atención en el consultorio médico”. Y todo ello porque “la atención médica”, según el PSOE, “está amenazada e incluso aniquilada en muchas zonas, comarcas, y pueblos de nuestra provincia por la reforma sanitaria que pretende impulsar e instaurar el gobierno de la Junta”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba