Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los que cumplan 80 años en 2024 recibirán la vacuna frente al herpes zóster

Se manifiesta con picor y vesículas agrupadas
Un herpes zóster o culebrilla en la zona abdominal.

La Consejería de Sanidad vacunará frente al herpes zóster a todas las personas que cumplan 80 años el próximo ejercicio, 2024.

Lo hará siguiendo las recomendaciones de la Ponencia de Programas y Registro de Vacunaciones para la expansión de la vacunación frente a esta patología, y una vez que ya ha incorporado a los últimos grupos de riesgo fijados en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El virus herpes zóster recibe este nombre, porque es el agente responsable tanto de la varicela como del herpes zóster (conocido como culebrilla).

Generalmente el primer contacto con el virus lo tenemos en la infancia y se manifiesta clínicamente como una varicela.

Pasada esta infección, el virus migra por las terminaciones nerviosas desde la piel hacia el ganglio y allí queda latente, reapareciendo en la piel en determinadas situaciones dando lugar al denominado herpes zóster.

El herpes zóster es generalmente un cuadro que se resuelve espontáneamente en una o dos semanas. En algunos pacientes puede persistir una neuralgia postherpética de duración variable.

El paciente nota una sensación de picor o dolor en un territorio cutáneo (preferentemente el tronco) y 4 ó 5 días después presenta un enrojecimiento de la piel en esa zona sobre el que brotan unas vesículas que se disponen agrupadas, según la Clínica Universidad de Navarra.

Durante esta fase las lesiones son altamente contagiosas pues el virus se encuentra dentro de las vesículas.

Al cabo de 7 a 10 días las lesiones se secan, formando unas costras pardo-amarillentas que se eliminan, dejando a veces una cicatriz residual. Los territorios que más frecuentemente se afectan son el tronco, el muslo o la región ocular. Esta última presenta una mayor gravedad al existir el riesgo de formación de úlceras corneales que conduzcan a la ceguera.

En ocasiones, tras el episodio de herpes zoster puede persistir un dolor residual en esa localización que permanece durante días, meses e incluso años, denominándose neuralgia postherpética. Esto sucede con mayor frecuencia en individuos cuya edad sobrepasa los 50 años.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios