Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La carnicera ‘influencer’ salmantina

Esther es la creadora de contenidos que está detrás de la cuenta de instagram @la_casirubia
Esther es la creadora de contenidos que está detrás de la cuenta de instagram @la_casirubia
Esther es la creadora de contenidos que está detrás de la cuenta de instagram @la_casirubia.

Esther es carnicera de profesión e influencer por afición. Ella es la creadora de contenidos de la cuenta de instagram @La_casirubia. La salmantina ofrece a sus seguidores posts en los que echarse unas risas y pasar un buen rato, esa es la mejor ´terapia´ diaria para ella.

Por. Lucía Almaraz

Esther es una salmantina de 35 años, tiene más de 21 mil seguidores en sus redes sociales, y el humor es la ‘estrella’ de sus vídeos.

¿Cómo comenzó en redes sociales?
Empecé en TikTok, en pandemia. Luego ya decidí pasarme a Instagram.

¿Qué tipo de contenido sube muestra?
Subo mi vida cotidiana, (risas). También hago contenidos en mi trabajo. Todo desde el humor.

¿Cómo diría que son sus seguidores?
Pues no hace mucho he estado ojeando en Instagram, en el apartado de porcentajes sobre tu público, hay edades entre unos 25 a 40 años. Ya cuento con unos 21 mil seguidores más o menos.

¿Por qué @La_casirubia?
Mis amigos hace muchos años me empezaron a llamar así. (Risas). Suelo llevar el pelo con –mechas- californianas y me quedé con ese nombre.

¿Qué es para usted el sentido del ridículo?
No tengo, (risas). Es algo que intento potenciar en redes, digamos. Antes era una persona bastante tímida, muy reservada. Y hace unos años, debido a circunstancias personales, mi psicóloga me dijo que tenía que empezar a perder esa timidez, viene un poco por ahí. Me siento bien sin tener ridículo a nada, ser lo más natural posible.

¿Qué le aporta tener un perfil con miles de seguidores?
Yo estoy en redes porque realmente me gusta. Recibo muchos mensajes todos los días felicitándome por mi naturalidad. Al hablar de mi vida cotidiana yo creo que llama la atención. Me aporta cercanía y el que mucha gente me escriba y me diga: ´me has ayudado en esto´ o ´me divierto viéndote’. Intento tener feedback con la gente que me ve. Cuento mis experiencias y si puedo ayudar a alguien es lo que me llevo. El ´me has sacado una sonrisa´ por algún vídeo haciendo el bobo me llena mucho.

¿Tiene miedo a los haters?
La verdad es que no. Solo he tenido uno en todo este tiempo. Me lo tomo bien, de todas las críticas se aprende, siempre que sean constructivas. Si te van a hacer daño, no te lo tomas bien. Pero, tampoco he tenido esa parte, en ninguna red social. Me sorprende solo haber tenido uno, pero mejor, claro.

¿Considera que para usted dedicarse a redes sociales es un hobby?
Sí, lo hago porque me gusta.

¿Cree que se puede vivir de ello?
Me imagino que habrá gente que sí viva de ello, no es mi caso. Me lo tomo como hobby porque es lo que he potenciado hasta ahora, siento que si me lo tomara tan en serio, como marcas que me escriben para colaborar, pero creo que si me pusiera a vender un producto ya no sería yo. Creo que mi perfil se iría al traste. Pero, claro, hay gente que sí podrá vivir de ello.

¿Cuál fue el punto de inflexión en el que se dio cuenta de que sus seguidores comenzaron a subir más y más?
Sobre todo ha sido en Instagram. Cuando empecé a subir los vídeos de TikTok en Instagram comencé a obtener más seguidores. Yo soy carnicera y subo Tiktoks haciendo el bobo en el trabajo y al pasarlos y subirlos a la otra red social, a la gente le hizo gracia, me comenzaron a pedir más vídeos… Pero es la cercanía a la gente lo que más ha hecho que suban las cifras.

¿Qué ventajas y desventajas encuentra en redes?
Los pros son que al subir lo que te pasan, lo expones y mucha gente puede sentirse identificada y puedes ayudarles o animarles. Entre las desventajas están que al contar tu día a día mucha gente te puede llegar a juzgar por un perfil sin saber realmente quién eres, al final estás mostrando la parte que quieres mostrar. Yo sí muestro también días malos, siempre desde el humor, pero la gente te juzga por un perfil y no te conocen por completo.

¿Qué es lo que más le gusta?
Me lo paso súper bien. Me río un montón, me gusta mucho interactuar con la gente. No es una terapia, pero casi, (risas). Me gusta reírme y poder compartirlo.

¿Por qué diría que hay que tener cuidado con los contenidos?
Porque no sabes hasta qué punto la gente lo va a utilizar contra ti. Te expones a muchas cosas, no sabes cómo van a utilizar tu vida al compartirlo.

¿La paran mucho por la calle?
Ahora bastante menos, (risas). Pero me paran a veces sí.

¿Cómo la hace sentir eso?
Al principio pasaba mucha vergüenza, ahora me río, (risas). No niego que me da vergüenza, pero al final si te conoce la gente… Me han llegado a reconocer en Ávila, en Barcelona… Yo tampoco me esperaba que me reconociese tanta gente. Salamanca es pequeña y a la vez grande, pero el irte a otra ciudad es como: ´Dios mío, ¿cuánta gente me ve?´, (risas). No sabía que se podía llegar a tanto. Yo sí que me paro e intento ser maja.

¿Qué consejo les daría a los que se quieren dedicar a ser creadores de contenido?
Que tienen que ser naturales, y que piensen en ellos mismos. Creo que hoy en día es de lo más importante, sonreír diariamente y que nada ni nadie te apague. Yo por problemas personales lo he llegado a aprender, a quererme a mí misma, valorarme, ser natural y humilde. Y a aquellos que aún no me conocen igual, mi mensaje es ese. Pienso que sonreír todos los días es lo más importante, creo que todos tenemos problemas… Hace poco leí una reflexión que les digo todos los días a mis amigos y amigas, se refiere a alegrarse de los éxitos de los demás, pienso que la gente cuando está mal, siempre hay alguien que dirá yo estoy peor, también estoy mal… Pero es importante alegrarse de los éxitos, me gustaría trasmitir eso, valorar a las personas.

¿Hay algo más que le gustaría añadir?
Yo sigo a una chica que es amiga mía, María, que es de aquí de Salamanca también. Ella es muy natural y promociona cosas que son reales, digamos. Yo creo que eso es clave, usar las redes sociales para mostrar sinceridad, no que vendan algo que no es. Si tienes un día malo, lo pones, y si es bueno también, no me gustan los perfiles que solo muestran una parte, creo que hay que ser equitativo y trasmitirle a la gente cómo somos, mostrarte tal y como eres.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ?? ????????? (@la_casirubia)

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios