Local

Un documento revela la presunta financiación ilegal del PP de Salamanca

  • El País publica un documento que refleja los donativos a la campaña del partido en 1999 por parte de empresas adjudicatarias de servicios municipales

  • Anotó mordidas de Eulen, Seragua (hoy Aqualia), los Curto y aportaciones de Gecocsa

 

El PP de Salamanca habría financiado la campaña de las elecciones municipales de 1999 con la ayuda de dinero procedente de donativos realizados por empresas adjudicatarias de servicios municipales, según revela este lunes el diario El País.

 

Estos donativos estaban prohibidos por la ley desde 1987 y el jefe de la campaña aquel año fue Fernando Rodríguez, entonces mano deerecha de Julián Lanzarote y hoy de Mañueco en el Ayuntamiento.

Entre las empresas que pagan las mordidas figuran Seragua (hoy Aqualia, perteneciente a FCC, grupo que también lleva la limpieza de la ciudad y las basuras), Eulen (hasta hace un mes llevaba los jardines y las piscinas municipales), y las constructoras salamantinas Curto y Gecocsa. Hay, además, otras anotaciones mas crípticas.

El PP nacional le dio 36.000 euros al partido para la campaña de las municipales de 1999, en las que Julián Lanzarote renovó la mayoría absoluta), pero el partido recibió donaciones por otros 130.000 euros, según consta en las anotaciones a mano hechas por Fernando Rodríguez.

Seragua se había adjudicado junto a FCC el contrato del agua un año y medio antes, y en 199 le dio 15.000 euros al PP para pagar los puntos de reparto de la propaganda electoral. La empresa lo niega, pero aparece en las anotaciones de Rodríguez.

Se llevó un contrato por 25 años a cambio de 18 millones de euros, pero podía subir el recibo un 10% anualmente.

Hoy, Seragua se ha convertido en Aqualia y ha sido absorbida por FCC.

El caso de Eulen

Eulen, empresa que Mañueco se ha quitado del medio en los últimos meses quizá previendo lo que iba a salir (le ha quitado la gestión d el Multiusos Sánchez Paraíso y las piscinas), pagó en 1999 otros 12.000 euros para azafatas. Aquel año, Eulen llevaba dos años como adjudicataria del servicio de jardines y un año y medio después de ganar las elecciones, el PP le dio la gestión de las piscinas municipales a cambio de 0,6 millones al año, contrato que no ha renovado ahora.

Los Curto y Gecocsa

Según el documento publicado por El País, los Curto habrían pagado 27.000 euros. Fueron los más generosos, pero a cambio Lanzarote les correspondió dos años después pagando un 60% más de alquiler por el edificio de su propiedad en la plaza de los Bandos que servía de sede del Oager (en la actualidad ocupado por el Banco Popular).

El Ayuntamiento pasó de pagar 234.000 euros al año a pagar 372.000 euros anuales.

Gecocsa, una habitual de las contratas públicas en Salamanca (reconoce que vive en un 95% de los contratos de Ayuntamiento -25%- y otras instituciones), también aparece en los papeles de Rodríguez.

Fernando Rodríguez, hombre fuerte de Lanzarote y ahora de Mañueco, dijo a El País que el presupuesto de la campaña se llevaba por aquel entonces en la gerencia provincial, justo cuando Mañueco era secretario provincial y presidente de la Diputación.

Rodríguez afirma que esas anotaciones «pueden ser donativos«, pero «no sé a qué pueden obedecer las anotaciones en A y en B».

«Pueden ser donativos al partido que en aquel entonces estaban permitidos. Ahora la legislación se ha puesto mucho más estricta», prosigue, mientras El País recuerda que estas donaciones en concreto estaban prohibidas desde 1987.

 


Noticias relacionadas

Botón volver arriba