Deportes

Anna Montañana dice ‘adiós’

Más de dos décadas en una cancha de baloncesto y ha decidido poner punto y final a su carrera deportiva en Salamanca, el club de sus amores, en el equipo donde lo ha ganado absolutamente todo, en Perfumerías Avenida.

Arropada por el presidente de la entidad, Jorge Recio, y por el gerente y una de las personas que «primero confió en mí», como señalaba Anna, Carlos Méndez, la jugadora valenciana se ha querido despedir públicamente del baloncesto en ese pabellón que tantas veces coreó su nombre y disfrutó con su juego, en Würzburg. «Este club tiene una historia y parte de ella se llama Anna Montañana», recalcaba Recio.

El presidente sólo pudo repetir una palabra «gracias, gracias y gracias. Han sido años maravillosos contigo, diferentes etapas y estoy encantado por lo que has dado dentro y fuera. Tu presencia para nosotros siempre ha sido importante y aún me emociono cuando recuerdo a un pabellón gritándote ´Anna quedate´».

Jorge Recio desveló igualmente que «a principio de la próxima temporada, la afición podrá darte el homenaje que te mereces». Carlos Méndez apostó por ella hace quince años, y recordaba esa final de Copa perdida en el último segundo con «cinco españolas en pista entre las que estaba Anna». «He tenido una relación muy especial con ella y con sus idas y venidas, siempre las ha hecho con dolor en el corazón y siempre le ha costado marcharse de aquí. Ha querido a Salamanca y a Perfumerías Avenida», sentenciaba el gerente.

Pero era el día de un mito del baloncesto, la tercera máxima anotadora histórica, Anna Montañana, que había preparado su último discurso como jugadora, apenas pronunciado por la emoción, «después de las vacaciones de Navidad tomé la decisión, todo me costaba mucho esfuerzo y no tenía la recompensa esperada», comentaba. «No me imaginé que acabaría de esta manera, quería acabar con un triplete con mi club, pero no siempre pueden escribirse cuentos de hadas».

Montañana guarda en su retina instantes como esa Copa mencionada por Méndez, la remontada para llegar al quinto encuentro en 2007, el mágico 2011, la Liga 2013 y la Copa de este año, aunque, cuestionada por el mejor, Montañana reconocía que la «Euroliga de 2011 es la guinda al proyecto de este equipo y fue muy especial». No esconde Anna Montañana que, entre esas idas y venidas, «seguro que he cometido errores, pero es parte de mi aprendizaje y con ellos me he dado cuenta de que Avenida es mi Club y mi familia, no veo mejor escenario que retirarme aquí hoy junto a vosotros».

Agradecimientos a presidente y gerente e incluso, con ese carácter propio de campeona «a quienes no me han apoyado porque son parte fundamental de mis éxitos». Ahora, como Anna explicaba «empieza una nueva etapa en la que el baloncesto seguirá siendo mi pasión, un centro importante de mi vida y mi trabajo».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba