Cosas de la vidaTecnología

La OMS, los dolores de cabeza y la WIFI

Tras el escándalo originado por la “presencia” de partículas cancerígenas en las carnes procesadas, la Organización Mundial de la Salud ha vuelto a las andadas. Desde hace un tiempo ya corrían bulos sobre los posibles efectos dañinos que producen las redes inalámbricas WiFi.

 

Que si el microondas, las antenas de los teléfonos, las carnes procesadas… Todas estas alertas de la OMS han llevado a los ciudadanos de este lugar llamado mundo a preguntarse: ¿Todo lo que tengo en mi casa me hace daño? Pues bien, ahora el WiFi es el protagonista.

Desde hace años este tema ha llenado páginas enteras de periódicos, pero nunca se ha dado una respuesta “oficial”.

Recientemente, se ha conocido lo que piensa la OMS de las redes WiFi. Aseguran que síntomas como dolor de cabeza, somnolencia, infertilidad… son producidos por las continuas exposiciones de nuestro cuerpo a este tipo de tecnología, pero que no hay una base científica para demostrarlo. Estudios realizados y recogidos por la OMS sugieren que la causa de los síntomas puede provenir de factores ambientales no relacionados directamente con los campos electromagnéticos (el parpadeo de las luces fluorescentes o monitores o la mala calidad del aire en interiores). Pero no dan su brazo a torcer.

Hasta tal punto han llegado estas advertencias, que el Ayuntamiento de Vitoria ha aprobado una norma para limitar las redes wifi públicas basándose en esos supuestos perjuicios. Este lunes era la Asociación Leonesa Contra las Ondas Electromagnéticas (Alcoe) la que alertaba que 24.000 leoneses podían estar sufriendo estos síntomas y que en vistas a que llegaran a más, prefieren acabar con el problema.

¿Pasará esto en Salamanca? Espero que no lleguemos a estos extremos.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba