Nacional

Wert presume de dar más becas que nadie

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha calculado hoy que las becas generales y ayudas al estudio concedidas este curso a alumnos universitarios llegarán a las 322.318, con un incremento de entre el 8 y el 9 %.

En conferencia de prensa, ha explicado que esto es a pesar de la disminución de matriculados universitarios y de solicitudes de becas.

Ha señalado que hasta ahora se han concedido 291.230 becas, con el 96 % de las solicitudes tramitado, frente a las 297.443 del curso pasado en total.

Según la proyección de Educación, este curso habría 25.000 becas otorgadas más.

[quote_box_left]

El nuevo sistema de becas

Desglose. Desde el curso 2013-2014, el cálculo del importe de las becas se hace en función de una parte fija y de otra variable.

Parte fija. La parte fija, de un máximo de 1.500 euros para los alumnos de menos recursos (y otros 1.500 si se vive fuera del domicilio familiar), se designa en función de la renta del estudiante y de su residencia durante el curso. El Gobierno comienza distribuyendo esta parte.

Parte variable. Con el resto del presupuesto una vez calculada y distribuida la parte fija, el ministerio determina la parte variable.

Fórmula. Esta parte se calcula en base a una fórmula que tiene en cuenta el número de perceptores, la nota media del alumno y del conjunto de los becados de su rama de conocimiento, el nivel de renta del estudiante y el importe del crédito fijado por la Administración a distribuir.

Retrasos en el pago. Para el cálculo de la parte variable se necesita conocer el número total de becarios y el dinero sobrante, lo que retrasa el pago porque hay que esperar a terminar de tramitar todas las solicitudes.

Tipos. Los tipos de ayuda se organizan en tres: las que antes eran becas salario o compensatorias, para los alumnos con menos recursos; las de movilidad (para estudiar fuera de la comunidad autónoma de origen) y la exención del pago de matrícula. E Transporte y otros. En la parte variable se subsumen las anteriores ayudas de material escolar, transporte si se vive lejos del centro educativo o el suplemento por estudiar en grandes ciudades.

Requisitos académicos. Los requisitos académicos para acceder a una beca se han endurecido. En las etapas no universitarias, los alumnos repetidores no podrán acceder a beca. Y deben llegar al bachillerato con un 6 de nota media en la ESO. Los que pasen a la Universidad deberán hacerlo con 6,5 de media en las pruebas de acceso.

Notas mínimas obligatorias. Durante la carrera, para mantener la ayuda, deberán aprobar todas las asignaturas matriculadas (menos los estudiantes de ingenierías y Arquitectura, que es el 85%). La norma permite acceder a la ayuda también a los que aprueben, al menos, entre el 80% y el 90% de las materias y tengan una nota media en ellas de 6,5 (en las ingenierías será el 65% de las asignaturas y una media de 6).

Umbrales económicos. Para conseguir las ayudas más cuantiosas, las familias de tres miembros tienen que vivir con menos de 10.606 euros anuales. Para no tener que pagar la matrícula universitaria, el máximo que puede ganar al año un hogar de tres miembros es 32.697 euros.

Valoración de la vivienda familiar. La suma de los valores catastrales de inmuebles que pertenezcan a la unidad familiar, excluida la vivienda habitual, no puede superar 42.900 euros.

[/quote_box_left]Este incremento se debe a un «importante» aumento en el rendimiento de los estudiantes; las becas concedidas son el 59,6 % de las solicitudes.

Denegaciones

La denegación por causas académicas ha pasado del 21,2 al 16,5 % en este curso.

En una comparación homogénea, el rendimiento ha pasado de una nota media de 6,8 a 7,4 puntos, según Educación.

Preguntado por la cuantía media de las becas, ha señalado que no se puede calcular hasta que estén procesadas todas las solicitudes.

Ha añadido que se van a distribuir 1.411 millones de euros teniendo en cuenta que el número de beneficiarios será algo mayor.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, dio un vuelco al sistema de becas y desde este curso las ayudas que reciben los alumnos se componen de una parte fija y otra variable (a parte del pago de la matrícula, pero este es un importe que el Gobierno paga directamente a las Universidades). La parte fija incluye una ayuda máxima de 1.500 euros para las rentas más bajas y otros 1.500 como máximo solo en caso de que el alumno resida fuera del domicilio familiar. La parte variable se calcula en función de la renta y la nota media del estudiante pero depende también del número total de beneficiarios, que no se conoce hasta que se tramita el total de solicitudes.

Seis meses después del inicio del curso, miles de estudiantes aún no han recibido la ayuda, una situación que se repite respecto al año anterior, pero que además se ve agravada porque este año los alumnos que sí han cobrado han percibido menos cuantía, a falta del reparto de esa nueva parte variable.

Un total de 529.918 estudiantes han solicitado una beca este curso 2013-2014, según los datos del Ministerio de Educación. Algunos lo hicieron en el mes de agosto del año pasado, cuando se abrió en muchas facultades el plazo de presentación de solicitudes. Es una cifra similar al curso anterior (526.156 solicitudes) como también es similar el retraso en el pago de las ayudas, aunque este año es ligeramente inferior. El ministerio asegura que a 20 de febrero ha tramitado el 92% de las solicitudes y que ha pagado 250.044 becas. El curso anterior por estas fechas se habían tramitado el 78% y se habían pagado 233.944.

Como no se han terminado de tramitar todavía todas las ayudas no puede conocerse el dato exacto de los que, teniendo derecho, no han recibido el dinero. Pero tomando los datos de los beneficiarios del curso anterior, que fueron 296.783, puede estimarse que en torno a 47.000 aguardan una cantidad que en muchos casos es vital para poder continuar los estudios. El Gobierno endureció este curso los requisitos académicos para acceder a una beca, con lo que muchos se verán expulsados del sistema, pero al mismo tiempo la población sigue empobreciéndose y es previsible que más gente cumpla los requisitos económicos de renta baja. El ministerio prevé incluso un aumento leve del número de becarios por esa razón: “Va a haber más becas que en el curso pasado, seguro; pocas más”, afirmó el secretario general de Universidades, Federico Morán, el 13 de febrero.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba