fbpx
Local

El edificio de los Padres Paúles será Centro de Día para enfermos mentales

En el marco de la Asamblea Diocesana y del Año de la Misericordia, la Iglesia de Salamanca ha presentado este jueves el proyecto “Ranquines” con el objetivo de asistir a personas con enfermedad mental y en situación de exclusión social. En la primera fase del proyecto se realizará un Centro de Día con cabida para 30 personas ubicado en el edificio de los Padres Paúles.

 

El proyecto “Ranquines”, que cuenta con la colaboración de nueve entidades eclesiásticas de Salamanca, persigue dos objetivos: mejorar las condiciones de vida de las personas con enfermedad mental y en situación de exclusión social en el entorno de un “espacio acogedor con soporte terapéutico”, como ha explicado la presidenta de Cáritas, Carmen Calzada, y la creación de un espacio socio-educativo para asistir a las familias y permitir una convivencia positiva.

Según ha explicado Francisco Berbegal, misionero paúl, esta idea surge de la detección de una necesidad que no está cubierta en Salamanca. Francisco Berbegal ha querido destacar la manera en que se va a llevar a cabo a través de un “tratamiento asertivo comunitario”, en el que se atenderá a las personas en el ámbito en el que se mueven.

El proyecto cuenta con tres fases. La primera de ellas se ve materializara en un Centro de Día donde estas personas puedan ocupar su tiempo, crear vínculos, trabajar la conciencia de enfermedad y aprender a ser autónomos. En su segunda fase se pretenden crear pisos de inserción a modo de vivienda estable en la que estas personas compartirían piso. Por último, la tercera fase constaría de una pequeña residencia donde se alojaría a personas que, por su situación, no son capaces de acceder a un piso y como un lugar para residir en un tiempo intermedio hasta conseguir la autonomía.

Dicho Centro de Día podría estar terminado para el verano del año 2017 y su construcción contempla un gasto de entre 400.000 y 750.000€. En él se realizarían talleres, algunos de ellos abiertos en los que prima la relación, otros terapéuticos, de autoayuda o dedicados a la vida autónoma. También habría actividades de ocio, ocupacionales, actividades personalizadas con una intervención centrada en las habilidades de la persona, y apoyo familiar.

Contaría con la presencia de profesionales tales como psicólogos, educadores sociales y monitores, además de voluntarios y colaboradores externos. Se abriría desde las 9.00 hasta las 18.00 horas y contaría con actividades los sábados.

El próximo domingo, 25 de septiembre, se ofrecerá a los feligreses la posibilidad de colaborar con este proyecto a través de una colecta para recaudar fondos.

Texto y foto: Paula Castro Morán

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba