LocalSucesos

Un veterinario falsificó los papeles de la jauría asesina de Santa Marta

La Guardia Civil de Salamanca ha detenido al veterinario que falsificó los pasaportes de los perros potencialmente peligrosos que acabaron con la vida de un hombre en Santa Marta, el pasado domingo mientras paseaba por un camino rural.

 

El detenido está considerado cooperador necesario de un delito de falsedad documental que se le atribuye al propietario de los animales, quien, además, estás acusado de homicidio imprudente.

El veterinario firmó los documentos para hacer pasar un perro presa canario y tres cruces de fila brasileño, todos ellos considerados potencialmente peligrosos,  por dos machos y dos hembras de raza cruzada de mastín.

El quinto perro de la jauría del propietario de los animales era una hembra de pastor alemán, que es inconfundible.

Tras el ataque mortal al vecino de Santa Marta que se cruzó fatalmente con el dueño de los perros y sus animales, que iban sueltos, el Seprona de la Guardia Civil inició la investigación de las posibles irregularidades existentes en la documentación relacionada con la tenencia legal de los perros.

Una de las perras de la jauría.
Una de las perras de la jauría.

Los agentes descubrieron que los pasaportes caninos aportados correspondían a dos machos y dos hembras de raza cruzada de mastín, y una quinta hembra de raza pastor alemán, «hechos certificados falsos de acuerdo con el estándares de raza aprobados por la federación cinológica internacional», afirma la Benemérita.

En realidad se trataba de un dogo o presa canario y tres cruces de fila brasileño, todos ellos considerados perros potencialmente peligrosos, por lo que se considera que constituye «una falsedad deliberada, cuyo único fin es disimular la verdadera naturaleza como PPP (perros potencialmente peligrosos)», según explica la Guardia Civil salmantina.

Los agentes detuvieron este jueves al veterinario responsable de la expedición de los pasaportes caninos como supuesto autor (en calidad de cooperador necesario) del delito de falsedad documental.  Tras declarar quedó en libertad.

Por los mismos hechos, de forma previa a su puesta a disposición Judicial, se llevó a cabo la imputación del delito de falsedad documental al propietario de los animales.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. A ese veterinario que le quiten la licencia y a la carcel también será otro igual que Félix otro sin verguensa

Deja un comentario

Botón volver arriba