Provincia

La Junta mantiene la suspensión de la autorización para la mina de uranio

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca ha decidido mantener la suspensión del procedimiento de autorización de uso excepcional en suelo rústico de la mina de uranio de Retortillo (Salamanca), hasta que sean contestadas las más de 1.500 alegaciones presentadas en el proceso de información pública efectuado. La empresa Berkeley Minera asegura que está comprometida en el desarrollo del proyecto Salamanca «y en ningún momento ha considerado abandonar la zona».

 

También ha decidido que sea el Servicio Territorial de Fomento de la Junta de Castilla y León en Salamanca el que resuelva esas alegaciones ante la falta de respuesta a las mismas por parte del ayuntamiento de Retortillo. Se ha acordado conceder un plazo de seis meses para que sean contestadas esas alegaciones por los técnicos de Fomento.

Para la plataforma Stop Uranio, esta suspensión «supone un nuevo revés a las pretensiones de Berkeley Minera de poner en marcha la mina de uranio en el presente año. Además cabe recordar que el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital también tiene suspendido el procedimiento de autorización de construcción de la Planta de beneficio de mineral prevista hasta que informe el Consejo de Seguridad Nuclear».

Recuerda que estas suspensiones «se suman a los distintos procesos judiciales abiertos como consecuencia de las presuntas irregularidades cometidas en las tramitaciones administrativas (Recurso ante la Audiencia Nacional por la Autorización previa del Ministerio de Industria) o por negociaciones prohibidas a funcionarios públicos en el caso de la anterior corporación municipal de Retortillo».

Indica que «también sabemos que la Comisión Europea está estudiando si en el proyecto de mina de Retortillo se ha cumplido la normativa europea en relación al Tratado Euratom, y si la legislación medioambiental de la UE aplicable se ha aplicado correctamente en este caso”.

Concluye diciendo que «todas estas dificultades debieran significar que Berkeley Minera España S.L. abandone definitivamente un proyecto dañino para la provincia de Salamanca. El argumento falaz del empleo a generar, por un breve plazo de tiempo, no puede suplir todo el establecido que se pierde (Balneario, agricultura y ganadería, turismo) y los riesgos que conlleva ese tipo de minería».

No se va

Berkeley Minera, por su parte, aseguró que está comprometida en el desarrollo del proyecto Salamanca «y en ningún momento ha considerado abandonar la zona«.

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca «no ha suspendido las obras del proyecto por un período de seis meses. Berkeley Minera está procediendo con todos los trabajos con normalidad en la zona», afirma.

Indica que ese periodo de seis meses se refiere al tiempo máximo que el Departamento de Urbanismo tiene para responder a las preguntas planteadas durante la consulta pública. «Sin embargo, se espera que este informe esté disponible en breve«, precisa.

Explica que los «diversos procedimientos judiciales» se basan en «información incorrecta y, por tanto, no tienen posibilidades de éxito. Son un intento por parte de los grupos de oposición de manipular la opinión pública y confundir a la población con sus acusaciones engañosas».

El director de operaciones, Francisco Bellón, explica que «el proyecto Salamanca está siendo desarrollado según los máximos estándares internacionales y estamos seguros que estamos haciendo las cosas correctamente. Nos sentimos extremadamente orgullosos de lo que nuestro equipo local ha conseguido hasta la fecha. Queremos seguir manteniendo estos estándares y vamos continuar colaborando con todas las autoridades relevantes, presentando toda la información necesaria para ofrecer el máximo nivel de confianza en este proyecto».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba