Local

Cruz Roja califica al 2016 como «intenso»

 

Cruz Roja Salamanca presenta su memoria de actividad de 2016, un año que han calificado como “intenso” y en el que realizaron muchas acciones relacionadas con los refugiados. Según los datos, el pasado año cerraron con 14.344 socios, 135 trabajadores, 1.458 voluntarios y un total de 52.617 personas atendidas.

 

Cruz Roja consideran que 2016 ha sido un año “intenso” y “complicado” en el que desarrollaron un número de actividades de la mano de muchas personas implicadas.  “Queremos ayudar a implantar el concepto de solidaridad”, manifestó Jesús Juanes, presidente, algo que se está cumpliendo a juzgar a por las cifras, que muestran el trabajo de 135 profesionales y de 1.458 voluntarios.

Gracias a estas personas se ha atendido a 52.617 personas dentro de los diferentes ámbitos que cubre la institución. Por otro lado, Juanes anunció que han conseguido la estabilidad gracias al equilibrio de cuentas.

Dentro de las actividades desarrolladas, se ha incrementado el ámbito de la formación después de cuatro años de descenso con la participación de 7.052 alumnos, así como el número de personas refugiadas que han participado en el programa de apoyo, que ascienden a 46 atendidos. Han destacado las acciones de ayuda para necesidades básicas a familias, la atención a la infancia (3.432 niños), un aumento de financiación para la cooperación internacional (76.000 euros invertidos), aumento de la teleasistencia a personas mayores, las actividades de juventud, el fomento del empleo y el programa CES para personas sin hogar, que comenzará a realizarse en horario de mañana.

Del total de personas atendidas por la Cruz Roja, 20.437 han sido pertenecientes al programa de atención a colectivos vulnerables, 1.016 en empleo, 11.318 en programas de salud, 456 en socorros y emergencias, 4.304 en juventud, más los colectivos anteriormente destacados.

El presupuesto que se ha gastado ha sido de 5,6 millones de euros, y el total ingresado ha sido de 5.8 millones de euros. Dentro del ámbito de los refugiados, se han invertido 280.000 euros.

Junto a los representantes de la organización se encontraba Hassan, un refugiado pakistaní que acudió a Europa en busca de refugio debido a razones religiosas. En la comparecencia, explicó que llegó “muy nervioso” a Salamanca, pero que los trabajadores y voluntarios de Cruz Roja le ayudaron mucho. Actualmente se encuentra en la segunda fase del programa de solicitantes de apoyo internacional, en la cual vive en un piso alquilado con su familia gracias a la ayuda de la institución.

Por: Paula Castro


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba