Provincia

Graduación en el San Jerónimo de Alba

 

El Claustro fue el centro con la Clausura simbólica del Curso, el Relevo y la Graduación de los alumnos de 2º de Bachillerato. Bajo la forma de un Claustro de profesores extraordinario y público, presidido por el Valentín Pérez Flores y convocado por el director académico del Centro, Raúl Hernández Mesonero, se congregaron alumnos de todos los cursos, familias y, de manera especial, los alumnos de 2º de Bachillerato que terminan, estos días, su camino en San Jerónimo.

Fue, tal vez, el momento más emotivo. Tras la lectura de la Memoria del Curso, llevada a cabo por Raúl Hernández, dos alumnos de 1º ESO y 1º Bachillerato y una madre, en representación de las familias, tomaron la palabra Lucía Coca Dávila, como Tutora de 2º de Bachillerato y el Antonio García Rogado, miembro de la comunidad.

En su discurso resaltaron la importancia de abrir fronteras, de salir de uno mismo, y llevarse de San Jerónimo la capacidad de poner en práctica la “curiosidad, curiosidad, curiosidad” como necesaria para crecer y seguir formándose toda la vida. Terminado el discurso, fueron ellos los que pidieron al director que fuera otorgada la Graduación al grupo de alumnos que, situados a ambos lados, sobre el escenario, respiraban nerviosos antes del momento central de la imposición de becas y la entrega de las orlas del curso.

Impuestas las becas, tuvo lugar un momento novedoso: el relevo entre los cursos, en forma de “Cuaderno de Vida”, donde cada curso transmitió su mensaje, su relevo, al curso siguiente. En un giro inesperado, los Antiguos Alumnos y una madre de familia en representación de todas las familias del Centro, dieron el relevo a la vida adulta a los ya graduados. Por último, los recién graduados tomaron la palabra y pronunciaron un discurso cargado de emoción y agradecimiento a sus familias, profesores, personal del centro y al resto de los alumnos.

Las últimas palabras fueron para el Valentín Pérez, que cerró el acto y que deseó a todos los alumnos un feliz final de curso y a los alumnos que ya terminan les pidió que “siguieran considerando a San Jerónimo, como hasta ahora, su casa”.

Solemnidad y cercanía en un momento único

Los presentes en el último acto con el que se cerraba el III Día de la Familia resaltaban, sobre todo, dos aspectos: la solemnidad del momento, resaltada por el lugar en el que se desarrollaba, la decoración y colocación y la organización de todo el acto; y la cercanía en las palabras que todos dirigían.

Fue, para todos, un momento único que cierra, simbólicamente, un año extraordinario en San Jerónimo marcado por el intercambio con el Colegio hermano de Handrup, en Alemania, los primeros pasos del Voluntariado +San Jerónimo, la Eucaristía retransmitida por la2 de tve y que se convirtió en la de mayor audiencia en la historia, la fuerte implicación de las familias y de los alumnos en los diferentes momentos vividos a lo largo del curso y el buen sabor del trabajo bien hecho.

03062017-_MG_4615 03062017-_MG_4643 03062017-_MG_4642 03062017-_MG_4641 03062017-_MG_4640 03062017-_MG_4616 03062017-_MG_4680 03062017-_MG_4677 03062017-_MG_4676 03062017-_MG_4668 03062017-_MG_4660 03062017-_MG_4683 03062017-_MG_4685 03062017-_MG_4687 03062017-_MG_4691 03062017-_MG_4694 03062017-_MG_4703 03062017-_MG_4705 03062017-_MG_4708 03062017-_MG_4709 03062017-_MG_4723


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba