LocalSucesos

Se emborracha y la monta en una terraza y en comisaría

La Policía Nacional de Salamanca detuvo este domingo en un establecimiento de hostelería del Paseo de la Estación a un individuo de 38 años, como presunto autor de los delitos de amenazas y de atentado a agentes de la autoridad.

 

Personal del bar y varios testigos alertaron a las 15 horas a la Policía de que un cliente había agredido a otro.

Al llegar al lugar y por manifestaciones recogidas entre los empleados y clientes que se encontraban en la terraza, los agentes constataron que un varón que estaba ebrio y llevaba desde primera hora de la mañana en el local, bebiendo y jugando a las tragaperras, había querido invitar a personas que se encontraban sentadas en las mesas de la terraza, insistiendo ante ellos con malos modos, profiriendo insultos e incluso amenazándolos.

Una mujer le recriminó su actitud diciéndole que dejara de insistir y que los dejara en paz. Recibió como respuesta dos puñetazos que la hicieron caer al suelo desde la silla donde estaba sentada. Una vez en el suelo la insultó y amenazó, por lo que los testigos llamaron a la Policía.

Cuando los agentes se encontraban recabando datos, salió del establecimiento el presunto agresor. Comenzó a insultar y amenazar a los funcionarios. Se negó a identificarse y desobedeció sus indicaciones, empujándoles, amenazando e insultando de nuevo a la víctima de la agresión.

Fue detenido y conducido a la comisaría, y por el camino mantuvo su misma actitud, golpeando a patadas las puertas del vehículo y la mampara de separación.

Una vez en las dependencias propinó una bofetada en la cara a uno de los agentes, cuando lo estaba cacheando.

 

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba