GeneralSalamanca

¿Qué ver en Salamanca en un día?

Salamanca es una de esas ciudades que no se puede dejar de visitar, aunque sea una vez en la vida. En www.lacronicadesalamanca.com te mostramos qué ver en Salamanca en un día. Esta provincia que rebosa de conocimientos, historia, ciencia y turismo está llena de hospitalidad, características que en la Crónica de Salamanca sabemos que la hacen deseable tanto para el turismo local como internacional.

¿Qué visitar en Salamanca?

La provincia antiquísima de Salamanca abarca 39.34 kilómetros cuadrados, de los cuales se puede visitar cada rincón. Salamanca es una ciudad que acoge a todos, desde los más pequeños, pasando por los jóvenes, los enamorados y la familia. Es ideal para hacer turismo, comer, descansar y conocer nuevas amistades.

Situada al sudoeste de Castilla y León, alberga en sus límites importantes sitios educativos, culturales y científicos. No en vano, hace casi tres décadas, el casco histórico conocido como ciudad vieja fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué son esas cosas que hacen atractivas a esta ciudad española? Podrás visitar en Salamanca varios lugares en un día. Sí, así como lees. En un día podrás hacer un recorrido por algunos de los principales atractivos turísticos de la localidad.

Sabemos que en un día es imposible disfrutar de toda esta ciudad rica en historia. Pero si tu viaje es corto, te recomendamos conocer estos lugares que te harán viajar en el tiempo. Con este plano turístico de Salamanca podrás organizar mejor tu itinerario. ¡Solo necesitarás disposición para disfrutar de cada lugar!

La Universidad de Salamanca

Este recinto universitario es el más antiguo de España, y la tercera en Europa. Con una data de 800 años de fundación alberga en sus instalaciones varios centros de investigación como el Centro de Investigación del Cáncer.

El 2018 será un año especial para venir a Salamanca, ya que la universidad más antigua de España estará cumpliendo su octavo centenario. Para esta celebración se está planificando realizar varias actividades durante todo el año.

La Plaza Mayor

Plaza Mayor Salamanca
Declarada Monumento Nacional en 1935 y Monumento Histórico Artístico en 1973.Este monumento de apariencia asimétrica, pese a su forma cuadrada, es el punto más transitado de Salamanca. Anteriormente los vehículos se movilizaban por ella, pero en la actualidad es de uso exclusivo peatonal.

Si la visitas, es casi obligatorio para tu experiencia de viaje subir a las torres medievales de su conjunto catedralicio. Aprovecha de pasarte por las terrazas externas y de asomarte por los balcones que dan vista al interior de la edificación.

Una época especial para visitar la ciudad es a mediados de agosto. Cada 15 de ese mes, en lo más alto del monumento de estilo barroco, colocan la Mariseca. Que no es más que el mástil con la bandera española y la estampa de un toro con el número de días que durará la festividad.

Si estás en esta parte de la provincia, aprovecha de pasar por el Colegio Real de la Compañía de Jesús o Clerecía donde funciona la Universidad Pontificia de Salamanca desde 1940. Y no dejes de visitar a la Casa de las Conchas.

La Casa de las Conchas

En este lugar debes detenerte por más tiempo. Su fachada, repleta de conchas, unas 300. Fue construida a finales del siglo XV por encargo de Rodrigo Arias Maldonado.

Según cuenta la leyenda que una de estas conchas esconde una moneda de oro. Se cree que esta fue decorada de esta forma en honor a la Orden de Santiago, a la cual pertenecía Maldonado. O por el amor que este le tenía a su esposa, que provenía de una ascendencia que tenía como símbolo una concha.

La Clerecía y la Universidad Pontificia quedan justo en frente. Si no le temes a las alturas y te gustan las vistas panorámicas, sube al mirador de las torres del Colegio Real de la Compañía de Jesús, que da una espectacular vista de la ciudad.

¡A comer!

Aunque la Plaza Mayor, el complejo catedralicio, la Clerecía y la Casa de las Conchas quedan relativamente cerca, el paseo te puede dejar exhausto por lo que es hora de parar y darnos un refrigerio.

Ya dijimos que Salamanca es un lugar donde podrás viajar y salir a comer. Encontrarás restaurantes que ofrecen platos a precios asequibles. Tendrás una amplia variedad de comida de alta calidad que va desde los productos más tradicionales, hasta los que nunca le puede faltar a los salamanqueses en su mesa: el jamón de Guijuelo.
Tienes para elegir. Para los más artísticos y admiradores de la historia, disponen de restaurantes en centros de arte contemporáneo o en un mesón típico castellano. Para los que prefieren el ambiente citadino, pueden comer con una amplia vista a la Plaza Mayor o cualquier otro punto de la ciudad.

Cualquiera que sea tu elección, en estos restaurantes disfrutarás de los asados con quesos, aceites, vinos salamanquinos, carnes como la morucha o ternera, la chanfaina y lentejas.

La Casa Lis

Casa Lis Salamanca
¡Es momento de continuar el paseo! Entre otros sitios que podrás visitar ya entrada la tarde, como el Huerto de Calixto y Melibea, y el Puente Romano, la Casa Lis de Salamanca es un lugar imperdible.

Es uno de los bienes más preciados del patrimonio salamanqués. Esta casa decorada en forma de palacio, con aires modernistas aloja en su infraestructura al Museo de Art Nouveau y Art Decó.

Este palacete fue mandado a construir por D. Miguel Lis sobre la antigua muralla de Salamanca. Joaquín de Vargas y Aguirre fue el encargado de realizar este proyecto.

La casa cuenta con un patio central que dispone a su alrededor las demás estancias de la vivienda. Su fachada, una mezcla de arquitectura modernista e industrial poco usual para residencia, está diseñada en hierro y vídriales de colores. La cara norte del palacete es un vivo ejemplo -de los pocos que hay en Salamanca- del arte moderno, está labrada en piedra y ladrillo con un delicado toque de Arte Nouveau.

Para terminar la jornada pasemos a visitar el Convento de las Dueñas, para degustar los dulces que hacen las monjas mientras contemplamos la vista que desde allí se tiene.

De shopping en Salamanca

Algo que todo visitante debe hacer es llevarse un recuerdo de la ciudad. En el corazón de Salamanca hay muchas tiendas que ofrecen desde artesanía local, pasando por deliciosos embutidos hasta objetos que te harán recordar a esta hermosa provincia española.

Ir de shopping en Salamanca es llevarse un trocito de ella contigo. Alrededor de 4 mil establecimientos comerciales distribuidos por toda la ciudad, donde puedes probar la gastronomía del lugar, comprar regalos, accesorios artesanales y de orfebrería, entre tantos otros.

Puedes ir a la Plaza del Mercado, donde encuentras alimentos provincianos de buena calidad. Al pasear por el centro, apreciarás la variedad de tiendas de moda de firmas internacionales y españolas, libros y ofertas de descuento y hasta sorpresas por comprar en el Centro Comercial Abierto.

Otros lugares donde ir de ocio al cine, restaurantes y cafés, además de comprar, son los centros comerciales Vialia, Los Cipreses, El Corte Inglés y El Tormes.

Oficina de Turismo de Salamanca

Antes de salir a hacer el recorrido, debemos pasar primero a la Oficina de Turismo para que nos den toda la información que necesitaremos. Allí nos darán un código QR con el que accederemos a una guía en audio, o contratar una a un guía oficial de turismo.

A diario, cada mañana se hacen visitas guiadas que tienen como punto de partida la oficina de turismo de Salamanca. Estas tienen horarios extensos durante el verano y los fines de semana.

Para los que prefieren salir de noche, Salamanca también dispone de sus atractivos. Durante el horario nocturno verás a la ciudad iluminada, y si te gustan las leyendas y anécdotas, puedes agregarlas a tu recorrido con los guías.

¿Te animas a visitar la ciudad y todo lo que hay que ver en Salamanca en un día? Si ya has vivido esta experiencia cuéntanos qué te ha parecido, déjanos tus comentarios o contáctanos a través de nuestro correo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba