Salamanca

¿Qué hacer en Salamanca con niños?

¿Planeas un viaje en familia? Lacronicadesalamanca.com te recomienda qué hacer en Salamanca con niños. En la Crónica de Salamanca ya hemos hablado lo atractivo que es la ciudad para amantes de la cultura, pero para los pequeños también será una aventura descubrir sus secretos.

Viajar a Salamanca con niños: cómo recorrer la ciudad

Pasar unas vacaciones en familia en Salamanca se convertirá en un viaje inolvidable. Detrás de ese carácter universitario, paraíso para amantes de la cultura y el arte, hay también cientos de aventuras que los niños disfrutarán.

Salamanca está llena de actividades para niños, hoteles y restaurantes que ofrecen comodidades a los más pequeños. Y no nos referimos solo a la ciudad… Si van a pasar varios días, en el resto de la provincia también encontrarán maravillas que le encantará a toda la familia.

Talleres, parques temáticos, espectáculos infantiles, hasta las visitas a los museos y monumentos despertará su imaginación. Es un viaje para incentivar su participación. Les encantará jugar a ser caballeros o intentar descubrir las figuras escondidas en las fachadas de la ciudad.

Hay diferentes maneras de recorrer Salamanca en compañía de los más pequeños de la casa. La primera es caminando, la ciudad tiene una amplia zona peatonal en la que no tendrás que preocuparte demasiado. Tendrán la libertad de andar y divertirse mientras los padres se relajan un poco.

Si en algún momento se cansan o llegan a cruzarse con la Plaza Anaya, seguro querrán subirse al tren turístico. Es una opción que les encantará a los más pequeños y los llevará a conocer el casco antiguo de la ciudad.

La tercera opción es preferible cuando los niños ya no son tan pequeños para que disfruten más la experiencia. A medida que crecen encontrarán más y más actividades que hacer en familia, conocer Salamanca en bicicleta es una de ellas.

Tienes la opción hacer algún tour guiado en bicicleta. Cuentan con varios itinerarios y recorridos a los que te puedes unir según te convenga. La otra alternativa es pedir un mapa con las rutas del carril bici e ir por tu cuenta.

¿Cuál es la mejor época para visitar la ciudad en familia?

Hablar del mejor momento del año para conocer la ciudad dependerá de qué buscas. Cada estación tiene su propio encanto, pero te hablaremos un poco sobre el clima y actividades disponibles para que le pongas fecha a tu viaje.

El invierno en Salamanca es largo y frío. El calor no se comienza a sentir sino, generalmente, hasta junio. Esto no significa que no podrás disfrutar de la ciudad en esta época. En cualquier caso puedes planificar los paseos para las horas de la tarde.

En contraparte, el verano es corto y caliente. Las temperaturas pueden llegar a 35 grados. Es posible refrescarse en alguna de las piscinas que hay en la ciudad. Aunque si piensas estar hasta la noche conociendo Salamanca, lleva contigo una chaqueta, porque la temperatura puede bajar bastante respecto al día.

Durante el otoño el clima es agradable y hay un olor a castañas en las calles que seguro le encantará a los niños.

A lo largo de todo el verano hay mucho entretenimiento para niños en Salamanca. Por ejemplo, el ciclo de cine al aire libre que organiza la biblioteca municipal Torrente Ballester. Esta actividad es gratuita y tiene lugar los viernes de julio y agosto en la plaza exterior de la biblioteca.

En junio se presentan espectáculos de magia, teatro y presentaciones musicales durante el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León. Y en septiembre se celebran las fiestas de Salamanca en honor a la Virgen de la Vega, durante las cuales se instalan ferias y un circo.

Si tu plan es ir en Navidad, pueden disfrutar de los belenes y la decoración navideña alrededor de la ciudad.

¿Qué hacer en Salamanca con niños?

Paseo en barca en el TormesLa ciudad de Salamanca tiene un gran atractivo para los más pequeños. Recorrer los monumentos tratando de encontrar las figuras ocultas en las fachadas es un gran incentivo para ellos. Pensando en eso, en la oficina de turismo está disponible el folleto “Salamanca en detalles”.

En este desplegable el escritor Miguel de Unamuno guiará a toda la familia por los sitios de interés de Salamanca. Al largo el recorrido dará pistas sobre los monumentos que encontrarán en la ruta, invitará a encontrar figuras como la rana de la universidad o el astronauta en la puerta de la Catedral.

Y mientras sigues la ruta del folleto, pueden aprovechar para conocer cada uno de los monumentos sin aburrirse. Te presentamos algunas maneras de divertirse con los niños mientras conocen y aprenden en Salamanca.

Recorrido en el tren turístico

Ya lo habíamos mencionado, pero merece un apartado propio. A los niños les encanta conocer Salamanca a bordo del tren turístico. Para los adultos también será una bonita experiencia y muy relajada, ya que tendrán la oportunidad de disfrutar el recorrido sin mayor preocupación.

Es una manera calmada de pasear por las calles del casco histórico salmantino. Además, tendrá un guía turístico que le irá contando los detalles del patrimonio histórico. Si viaja con bebés es una alternativa muy cómoda para conocer la ciudad. Además, los niños menores de tres años viajan gratis y hasta los diez años tienen un precio especial.

El recorrido inicia en la Plaza Anaya, que se encuentra junto a la Catedral y se extiende por alrededor de 20 minutos. Puedes aprovecharlo también para tener una visión general y luego escoger los lugares a los que le dedicarás un poco más de tiempo.

Subir las torres medievales

A los niños les encantará descubrir los “secretos” que ocultan las Torres Medievales de la Catedral y las Torres de la Clerecía. Las escaleras de caracol, pasadizos, mazmorras y terrazas despertarán su imaginación.

Pero además tendrán una perspectiva distinta de la ciudad. Al llegar a la cima disfrutarán de una vista diferente y encantadora de Salamanca. Ya que estás en la Catedral o en la Clerecía pueden disfrutar de un recorrido guiado por el interior de las iglesias.

Colección de Artilugios para fascinar

En la calle Doña Gonzala Santana se encuentra una exposición permanente de imágenes y aparatos precinematográficos pertenecientes al cineasta Basilio Martín Patino. Durante la visita a este museo los niños conocerán artilugios como las linternas mágicas, zootropos y proyectores.

Será una visita fascinante para toda la familia. Aprenderán sobre la historia de los medios audiovisuales a través de más de 200 aparatos.

Museo de la Automoción

En el Museo de la Historia de la Automoción encontrarán una exposición con más de 200 coches y mucha información sobre los automóviles. Conocerán la evolución de los vehículos desde su creación hasta la actualidad.

La exposición se distribuye en tres salas en donde resaltan la evolución estética e investigaciones sobre el automóvil.

Monumenta Salmanticae

Para los amantes de la tecnología otra manera atractiva de conocer la ciudad es visitando este museo que se encuentra en la antigua iglesia de S. Millán, en la calle Veracruz. Se trata de un museo interactivo en el que se puede recorrer la ciudad en imágenes, gracias a ordenadores con pantallas táctiles.

Museo de la Fábrica de Harinas

Está en el Casino de Tormes. Es un molino restaurado del siglo XIX donde se encuentra la maquinaria original de la que fue una de las harineras más importantes del país. En el interior encontrarás mucha información sobre la historia del lugar y su funcionamiento.

Casa Lis

Visitar la Casa Lis seguro será un gran entretenimiento para toda la familia. Es un lugar encantador, donde el juego de luces de las vidrieras llamará la atención hasta de los más pequeños. En su interior, las colecciones de muñecas y juguetes serán las favoritas para los más pequeños.

Museo del Comercio

La historia de Salamanca está muy ligada al comercio. Desde sus primeros días, este lugar ha sido un centro clave para esta actividad. En el museo los niños aprenderán sobre las actividades comerciales típicas de Salamanca a lo largo del tiempo, así como los objetos relacionados con ellas.

Además pueden participar en algunas de las actividades programadas para niños como Jugando en el Museo, la gincana del museo o El gran juego del mercado.

Paseos en el Tormes

Los paseos alrededor del río Tormes son imperdibles. Puedes pasear por las orillas del río en bici o andando. Aprovecharán para conocer el Puente Romano de Salamanca y si andan buscando otro tipo de actividades para el ocio infantil en Salamanca, al cruzar el puente encontrarás un parque donde podrán divertirse.

También cerca del puente hay un embarcadero para alquilar barcas si desean pasear por el río.

Provincia de Salamanca con niños

Estas actividades son solo en la ciudad, pero si planean quedarse por varios días, el resto de la provincia también ofrece mucho entretenimiento. Entre los lugares que pueden visitar está Siega Verde, un sitio para los amantes de la arqueología donde verán grabados paleolíticos a las orillas del río Águeda.

En la Granja Escuela Buena Esperanza, ubicada en Morille podrán conectarse con la naturaleza mientras realizan una visita guiada por las instalaciones. Aprovechen para visitar algunos de los espacios naturales protegidos, así como las ciudades y pueblos encantadores de la provincia.

Estas son algunas de las actividades que hacer en Salamanca con niños. Si ya has visitado la ciudad y tienes más recomendaciones contáctanos y cuéntanos al respecto.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba