Local

Fiesta y protesta en la patrona de los funcionarios de prisiones

Los funcionarios del Centro penitenciario de Topas, del CIS Victoria Kent y el CIS Manuel García Pelayo de Zamora celebraron este viernes la fiesta en honor de su patrona en el Día de la Merced con un acto institucional acontecido en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Salamanca. En este acto se han otorgado placas y diplomas a varios integrantes del cuerpo como reconocimiento a su trabajo realizado.

 

El subdelegado del Gobierno de Salamanca, Antonio Andrés Laso, el subdelegado del Gobierno de Zamora, Jerónimo García Bermejo, y el director del Centro Penitenciario de Topas, Carlos García García, han presidido el acto institucional celebrado en el Día de la Merced, al que han asistido otras autoridades civiles y militares. Después de sus intervenciones, han concedido placas y diplomas de reconocimiento para varios trabajadores como agradecimiento a su labor.

Antonio Andrés Laso manifestó que esta fiesta se celebra para “reconocer el buen trabajo realizado a lo largo de este año en unas condiciones no siempre fáciles y en un trabajo que conozco bien, que, sin duda, está hecho para gente muy competente”. “Hice una visita recientemente y me encantó cómo está la prisión”, afirmó, “está muy cuidada, muy ordenada, y eso es mérito de los funcionarios”.

Numerosos funcionarios de este cuerpo no han querido asistir a este acto debido a una serie de reivindicaciones laborales que están haciendo desde hace unos meses. En su lugar, celebraron una concentración frente a la prisión.

La concentración ante la prisión.
La concentración ante la prisión.

En este sentido, el subdelegado del Gobierno declaró que “hay un oferta de empleo público en marcha con 701 plazas para dar respuesta a una de las demandas de los funcionarios de la institución, que, efectivamente, han perdido efectivos, como también se han rebajado mucho el número de internos en los centros”. “Este mes de septiembre se está poniendo en marcha una instrucción elaborada en coordinación con los propios sindicatos para aumentar, garantizar, preservar la integridad de los funcionarios”, añadió.

La población reclusa del Centro Penitenciario de Topas ronda los 800 internos actualmente, del mismo modo que hay un 20% menos de funcionarios, “por lo que la relación entre internos y funcionarios es muy superior en estos momentos que hace 10 años”, manifestó Andrés Laso, “lo cual no significa que no haya que incrementar el número de funcionarios”. El subdelegado explicó que estuvo trabajando en Topas hasta el año 2004, cuando había en torno a 2.000 internos en el centro.

Texto y fotos: Paula Castro Morán


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba