Cosas de la vida

El funcionario que lleva 10 años sin trabajar monta una exposición para lavar su imagen

La gestionó con otra identidad para que el Ayuntamiento de Valencia le dejara una sala y casi lo consigue

El Ayuntamiento de Valencia ha cancelado la exposición artística de Carles Recio, el funcionario despedido después de pasar 10 años sin ir a trabajar, tras descubrir que había utilizado una identidad falsa para ocultar su nombre y el contenido de la muestra: un homenaje a sí mismo.

 

La inauguración estaba prevista para este miércoles, pero ha quedado suspendida y, por tanto, la muestra no verá la luz.

Su título era Amor a Valencia. Los trabajos de un hombre que nunca trabajó y, según informa El País, estaba compuesta por un conjunto de cuadros -algunos subidos de tono-, esculturas de carácter religioso, placas y diplomas a través de los cuales el exfuncionario quería presumir de la fama adquirida por no haber trabajado durante una década y haber seguido cobrando del erario público.

Este tributo a sí mismo tenía toques megalómanos. La exposición incluía un busto y un cuadro con su retrato, además de diplomas que le agradecen su labor en tareas como «mantenedor de las fiestas de Albal» y «capitán moro en la comparsa Berberisco de Crevillent».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba