Más noticiasSucesos

Prisión sin fianza para el presunto asesino de Susqueda

El sospechoso se negó a participar en la reconstrucción de los hechos

El juez ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza para Jordi Magentí, principal sospechoso del doble crimen de dos jóvenes en el pantano de Susqueda, el verano pasado.  Al detenido, que se negó a participar en la reconstrucción de los hechos,  se le culpa del asesinato de los jóvenes Paula M. P. y Marc H. L. que se encontraban el pasado mes de agosto en el pantano de Susqueda.

 

El juez, ante el riesgo de fuga, la posibilidad de delinquir nuevamente y de destruir pruebas, dictó orden de prisión provisional, comunicada y sin fianza. Una decisión tomada El juez tomó tras una larga jornada que comenzó con la solicitud del acusado de un habeas corpus al pasar a disposición judicial por estimar ilegal su arresto al haberse superado el máximo de detención de 72 horas. El juez negó la petición y el detenido pasó rápidamente a la sala donde se había dispuesto que prestara declaración.

Jordi Magentí, que solo respondió a las preguntas de su abogada para reiterar su inocencia,  fue puesto el miércoles a disposición del magistrado, quien optó por aplazar las diligencias hasta este jueves por la mañana, según afirman los Mossos d’Esquadra. A partir de una pregunta del fiscal, Víctor Pillado, fuentes de la defensa interpretaron que una de las pruebas de la acusación podría estar vinculada con la opción de que el detenido hubiera confesado el crimen a algún familiar. Según fuentes judiciales, el resto de asuntos que desarrolló el fiscal hacen difícil deducir las pruebas que pesan sobre el acusado.

La defensa del detenido reconoció que este había comprado un billete para volar el miércoles a Colombia, donde se encuentra su actual mujer, matizando que, Magentí no ocultó a los Mossos d’Esquadra esa circunstancia. Según fuentes de la investigación, la rápida marcha al país suramericano parece ser causa de la detención del pasado lunes, 26 de febrero.

Por otro lado,  la defensa expone que el acusado está bajo tratamiento psiquiátrico,  y que toma medicación ya que sufre el mismo problema mental que le detectaron cuando asesinó a su anterior esposa, en 1997.  El juez  ha ordenado la reconstrucción del crimen en el lugar de los hechos, el pantano de Susqueda, pese a que la declaración judicial este jueves por la mañana no pudiera avanzar mucho más.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba