Deportes

Messi llega descansado a la final del mundial

Argentina será el rival de Alemania en la final del mundial de Brasil, después de eliminar a Holanda en la tanda de penaltis en una semifinal soporífera.

 

Desde el principio estaba claro que nadie iba a hacer nada para facilitarle las cosas al rival, o sea, que no iban a arriesgar para fallar y dejarle en bandeja al adversario un gol y la eliminatoria.

Y así pasaron noventa minutos y una prórroga igualmente insípida, trufada con algunas brusquedades a falta de fútbol y de ganas de que lo hubiera por ambas partes. Una semifinal que no aguanta el contraste con la que brindó Alemania la víspera goleando de mala manera a Brasil.

Del sopor del partido se pasó a la emoción de los penaltis en los que el guardameta argentino, Romero, se convirtió en el héroe al detener dos disparos holandeses, que han pagado cara su racanería.

Messi llega de este modo a su primera final de un mundial sin desgaste. Un año en blanco con el Barça y un mundial con poco sudor en su camiseta, pero ya se encuentra ante el gran reto que le falta en su carrera.

A tenor de lo visto hasta ahora, sería una sorpresa que los argentinos pudieran impedir que Alemania levantase su cuarta copa del mundo, pero igual Messi despierta de su letargo y cambia el destino.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba