Local

28 años sin ser una enfermedad mental

El 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud sacaba la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales

 

Parece mentira que solo haya pasado 28 años, desde entonces. El colectivo ha dado pasos de gigantes en estos años, pero aún están lejos de conseguir los derechos y las vidas dignas «que nos merecemos. Por eso, seguimos saliendo a las calles: para denunciar a todos aquellos culpables de las desigualdades y discriminaciones que sufrimos lesbianas, gays, trans, bisexuales y más», señalan desde el colectivo LGTB+ de Salamanca.

 

Desde el colectivo LGTB + de Salamanca denuncian a:

  1. Partido Popular, que se comprometió el año pasado durante la celebración del WorldPride a apoyar una ley estatal de igualdad LGTB+ que no ha apoyado, sino que día a día pone impedimentos para que esa ley no se debata y apruebe.
  2. A Hazte Oír que después de pasear durante todo el año su mensaje de odio por toda España, se atreve a denunciar a compañeras activistas de Asturias y pedir prisión para ellas.
  3. A los jueces y el sistema judicial que interpreta de una manera machista, lgtb+fobia y patriarcal las leyes y no ven delito de odio cuando los agreden por la calle al grito de «maricón» o «sidoso».
  4. A las instituciones tránsfobas y la sociedad cissexista, que empujaron al suicido a Ekai, en febrero y a Thalia hace dos semanas.
  5. A la Organización Mundial de la Salud que sigue considerando en pleno 2018 la transexualidad como una enfermedad mental.
  6. A los 72 países que hoy en día multan, persiguen o encarcelan a los homoxesuales.
  7. A Rusia, que aún no ha dado explicaciones ni ha cerrado el campo de concentración para homoxesuales.
  8. Y por supuesto, «a la sociedad machista y cisheteropatriarcal que juzga nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestros deseos», concluyen desde LGTB+ Salamanca.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba