Deportes

España choca con Cristiano

La selección ofrece un recital de fútbol y carácter, pero el astro portugués y la fatalidad impidieron la victoria con un triplete

España sobrevivió este viernes en su estreno en el Mundial de Rusia. Tenía un rival poco propicio para superar sus traumas, pero se sobrepuso ofreciendo un recital de fútbol y carácter, aunque la actuación estelar de Cristiano y la fatalidad impidieron la victoria.

 

El Mundial no pudo empezar de peor forma para España. Resentida aún por el sabotaje en el banquillo, solo una buena actuación en su debut podía ayudar a superar el trauma. Pero nada más empezar el partido, Nacho picó en un regate de Cristiano y le hizo un penaltito que sancionó el VAR.

Habían pasado dos minutos y la Selección ya perdía 1-0. Era el peor escenario posible, dadas las circunstancias. Tras un primer instante de desconcierto, donde se acentuaron las dudas de La Roja, con su orfandad tan reciente aún y golpeada en los primeros compases de su debut, solo cabía seguir luchando contra la adversidad.

El equipo hizo como que no había acusado el mazazo. Incluso se recompuso, tomó el mando del partido ante una Portugal agazapada atrás, sin prisas, esperando dar la puntilla a la contra y empató el choque en el minuto 23.

Desplácese hacia abajo para ver más texto e imágenes

Diego Costa celebra uno de sus dos goles. (Fifa)

Recibió su propia medicina, con un pase largo de Busqets buscando a Costa, solo entre cuatro defensas. Se encaró con ellos, se deshizo de ellos y cuando menos lo esperaba el portero, vio como le entraba una bala pegada al poste. Un tiro desde el borde del área que reivindicóa l delantero hispanobrasileño.

España siguió a lo suyo. Ahora más relajada y con Portugal que no le llegaba la camisa al cuello. Un disparo de Isco a la escuadra botó sobre la línea de gol; otro de Iniesta lo desvió Koke y se fue lamiendo el poste.

Portugal estaba agobiada y esperaba que lo salvara la campana del descanso. En una de sus pocas llegadas al área se produjo otra desgracia. Era el 43, Ronaldo, que no suele ser decisivo en los partidos trascendentales, cazó un rechace en la frontal del área, tiró con la izquierda. Iba centrado y raso hacia el portero que ya espera el balón, pero cantó de mala manera y desvió el balón al fondo de la portería.

España trataba de sobreponerse con fútbol y personalidad, pero solo encontró fatalidad.

Tras el descanso parecía un boxeador sonado tras recibir dos goles en contra, uno de penalti nada más empezar y otro de regalo antes del intermedio.

Pero en el 54 Costa devolvió la esperanza a la selección tras rematar una dejada de Ramos en una jugada ensayada.

Res minutos después se produjo la remontada con un golazo de Nacho desde fuera del área.

España celebra uno de sus goles.

Ya no se le podían conceder más facilidades a la campeona de Europa, pero se le dieron y España lo pagó caro. Piqué le hizo a Cristiano otra falta innecesaria al borde del área y el astro portugués, tan gris en  las grandes ocasiones este viernes brilló con todo su esplendor, recurrió a la colocación para poner el balón en la escuadra y empatar en el 87.

Portugal olió la sangre, pero no hubo tiempo para más. Cristiano impidió la recuperación total de España, que mereció más, ofreció un recital de fútbol, pero tuvo que luchar contra la fatalidad y el astro luso.

Este era el ambiente del partido en Salamanca.

Muchos salmantinos eligieron las terrazas de la Plaza Mayor para ver el debút de la selección española frente a Portugal en el Mundial de Rusia.
Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close