Economía

El Gobierno presume de que la reforma fiscal favorece a las rentas bajas y medias

La Delegación del Gobierno en Castilla y León afirmó este miércoles que la reforma fiscal aprobada por el Ejecutivo el pasado 20 de junio incluye una serie de medidas «que rebajan los impuestos para los contribuyentes, sobre todo para rentas medias y bajas, simplifican y modernizan los principales tributos para favorecer el ahorro y la inversión, e impulsan la competitividad de las empresas».

 

Mientras que los técnicos de Hacienda afirmaron entonces que los principales beneficiarios de la reforma no sumarán más de 73.000 contribuyentes en todo el país, la Delegación del Gobierno en la región señala que «como consecuencia de la bajada de las retenciones en el IRPF, cerca de 1.270.000 contribuyentes de Castilla y León contarán cada mes con más dinero en el bolsillo desde enero de 2015. La rebaja media será del 12,5% y algo más de 100.000 contribuyentes dejarán de tributar en Castilla y León».

Los técnicos de Hacienda señalaron que «los 11,5 millones de trabajadores y pensionistas españoles que ganan menos de 11.200 euros anuales apenas notarán los efectos de la rebaja fiscal, ya que ahora no tributan», pero la Delegación del Gobierno afirma que «la reforma está especialmente diseñada para beneficiar a los contribuyentes con rentas medias y bajas. El 72% de los declarantes (en Castilla y León 914.400) cuentan con rentas inferiores a 24.000 euros al año. Para este amplio colectivo, la rebaja media en el IRPF será del 23,47%. La rebaja media será del 19,34% para los contribuyentes con una renta inferior a 30.000 euros, y del 16,72% para rentas inferiores a 60.000 euros».

Discrepancias de los técnicos

Algo de lo que discrepan los técnicos de Hacienda, que ven un aumento de entre 0,25 y un 1 punto en los tipos actuales que gravan a las rentas de entre 12.450 y 33.000 euros anuales, para amortiguar la bajada real que se producirá en los salarios por encima de esas cantidades.

Los técnicos de Hacienda dijeron que «la rebaja en el primer tramo de la escala del IRPF y el aumento de las cuantías de los mínimos personales y familiares afectan a todos los contribuyentes por igual, por lo que los 8,8 millones de ciudadanos que cobran entre 12.450 y 33.000 euros amortiguarán el impacto de la rebaja fiscal de las grandes fortunas, con un aumento de sus tipos de entre 0,25 y 1 punto sobre la tarifa vigente».

Gestha agrega que la progresividad es la “gran perjudicada” de la reforma al simplificar de siete a cinco los tramos actuales del IRPF.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba