Cosas de la vida

La semana de la moda de Nueva York espera Marian Ávila, (te sorprenderá su historia)

Es la primera modelo con Síndrome de Down que desfila en la semana de la moda de la ciudad de los rascacielos

 

Marían Ávila, valenciana de 21 años, será la primera modelo con Síndrome de Down que desfila en la semana de la Moda de Nueva York, cuenta en su red social que los sueños se cumplen y que los milagros existen.

 

Así lo relata. Si os contase que quién leyó mi historia en las redes y creyó en mí es una niña de 14 años, que vive en Florida y no me conoce, ¿qué diríais? Yo pensé que era una broma. 

Era la madrugada de una noche de agosto, [pipipi] mensaje de Messenger de Kenzie: “!Hola! Soy USA National Miss Citrus State Jr. Teen y vivo en América. Acabo de leer un artículo sobre ti que me ha llegado al corazón. ¡Me he dado cuenta de que siempre has querido desfilar en la Fashion Week de Nueva York! Resulta que soy hija de la coordinadora de modelos de la Fashion Week de Nueva York. Quisiéramos hacer tu sueño realidad… Por favor, dime si estás interesada.”

No sabía si estaba despierta o soñando, quería que fuese verdad. La emoción me hizo reír y llorar. Rápidamente cogí el traductor de mi móvil y escribí “por supuesto”. Como era muy tarde quedamos en llamarnos al día siguiente.

Yo no estaba muy segura porque había tenido una pequeña lesión y no me sentía preparada. Kimberly, la madre de Kenzie, me dijo que no me preocupase que podría desfilar en otra edición.

Aquel día empecé una hucha para ir a Nueva York y a practicar pasarela en casa todos los días. Nadie me llamaba para desfilar pero yo seguía trabajando.  

Entonces sucedió

En abril Kimberly escribió para decirnos que la diseñadora Talisha White quería que desfilase como su “celebrity model” en la Fashion Week de Nueva York el 8 de septiembre 2018. “¡Por fin, por fin!”, yo no paraba de llorar de la emoción. No hacía más que repetir, “es mi sueño, es mi sueño”.

Esa fecha se está acercando, cada vez que lo pienso se me pone un nudo en la garganta y me entran ganas de llorar, me hace mucha ilusión. Voy a desfilar en Nueva York, no tengo palabras, voy a cumplir mi sueño.

Nunca pensé que una niña, sin conocerme, creería en mí, en mi esfuerzo… ¡Es mi ángel!



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba