fbpx
Castilla y León

Un policía de Zamora salva a un hombre de morir atragantado en el restaurante

Le hizo la maniobra de Heimlich

Un agente de la Policía Municipal de Zamora salvó el pasado domingo, 25 de noviembre, a un hombre que se atragantó mientras comía en un restaurante del barrio de Rabiche, en la capital zamorana.

 

El policía, que estaba de descanso y vestido de paisano, almorzaba también en el establecimiento hostelero cuando presenció los evidentes signos de asfixia que sufría el hombre al atragantarse y le hizo inmediatamente la maniobra de Heimlich para ayudarle a expulsar el cuerpo extraño que obstaculizaba sus vías respiratorias.

Tras completar la maniobra, acudieron un patrulla de la Policía Municipal y los servicios de emergencia sanitarios, que comprobaron que el hombre estaba consciente y lo trasladaron al Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Concha.

La médica de Urgencias destacó la “rápida, precisa y eficaz” intervención del agente, que salvó la vida a ese ciudadano, según señalaron fuentes municipales.

CÓMO HACER LA MANIOBRA DE HEIMLICH A LOS DEMÁS Y A UNO MISMO

En todos los casos, se le debe pedir a la persona atragantada que conserve la calma. También informarle que se le va a practicar la maniobra de Heimlich. Si la persona está de pie, lo que se debe hacer es ubicarse detrás de ella y pasar los brazos alrededor de su cintura. Una de las manos debe ubicarse debajo de la caja torácica y encima del ombligo. La mano debe cerrarse en forma de puño y cubrirla con la otra.

Luego se debe presionar con fuerza el abdomen de la persona atragantada, haciendo un movimiento hacia adentro y hacia arriba, con rapidez. Es mejor realizar esas compresiones 5 veces seguidas, muy rápidamente. Si la persona sigue atragantada se le deben dar cinco palmadas en la espalda, en el área que está entre los omoplatos.

Este mismo procedimiento debe realizarse si usted está solo y debe realizar la maniobra de Heimlich sobre sí mismo. Puede hacerlo con el puño, como se describió, o ejerciendo presión contra una superficie firme y plana, como una mesa.

Si la persona está recostada y debe realizarle la maniobra de Heimlich, hay que colocarla bocarriba. Luego colocarse encima de sus caderas, de rodillas, y poner la palma de una mano, cubierta con la otra entre el ombligo y la caja torácica. Luego presionar sobre el abdomen, moviendo las manos ligeramente hacia arriba.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba