Castilla y León

Herrera se opone a recentralizar la Educación como propone Casado

Defiende el modelo autonómico con cohesión y espera que su partido, el PP, se replantee su posición

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se mostró contrario a la propuesta del presidente de su partido, Pablo Casado, de recuperar para el Estado la competencia de Educación. “Aunque me tenga que ir con cierta desazón, no seré yo quien predique en mi partido la recentralización”, dijo al respecto antes de asegurar que es un “perro viejo” de la política autonómica y un firme defensor del modelo territorial de la Constitución porque ha aportado “muchas cosas muy positivas” para España. Eso sí, Herrera defendió la cohesión territorial para evitar, por ejemplo, que en un solo “distrito universitario” haya 17 pruebas distintas de acceso a la universidad.

 

“Me parece radicalmente injustas algunas invectivas que estos días estamos viendo al modelo autonómico y espero que mi partido, que es el que me ha traído hasta aquí, lo valore y lo mantenga”, dijo Herrera en la rueda de prenso posterior al su reunión en la Moncloa con el presidente del Gobierno.

El presidente de la Junta afirmó que sigue defendiendo y es “rotundamente partidario” del modelo autonómico y del “autonomismo útil” que, a su juicio, “ha aportado muchas cosas muy positivas para España”. No obstante reconoció que “hay comunidades que lo han hecho mejor y otras menos bien” a pesar de las “estrecheces” financieras. En este sentido criticó a los gobiernos regionales que destinan sus recursos a “aventuras en el exterior”, como la apertura de ‘embajadas’, en lugar de dedicarlo a las competencias propias que tienen que gestionar.

A su juicio sería “una cosa penosa” un cambio de posición por su parte, una “caída del caballo camino de Damasco”, tal y como lo definió. Y aseguró que se marchará de la política dentro de unos meses, tras las elecciones autonómicas de mayo de 2019, “plenamente convencido de que mi tiempo en política ha merecido la pena”, tras 27 años dedicado a la gestión autonómica.

El presidente dela Junta recurrió a las evaluaciones que hacen los organismos externos que demuestran “para qué quiere Castilla y León” las competencias que gestiona. Así, puso de ejemplo el informe PISA que sitúa a nuestra región como la de mejor nivel educativo de España. “Cómo voy a defender yo la pérdida de esa competencia”, se preguntó antes de recordar las buenas valoraciones externas que reciben también la Sanidad pública y la atención a la dependencia en Castilla y León. De esa manera, dijo, “estamos justificando” las competencias transferidas a nuestra comunidad.

Precisamente por eso, dijo, con la “legitimidad” que le da la defensa del modelo autonómico, también pide que haya “elementos de cohesión” entre comunidades autónomas. En este punto citó el problema de la carencia de médicos en muchas regiones que es algo, dijo, que “no lo puede resolver por su cuenta una única comunidad” sino que tiene que abordarse en el Consejo Interterritorial de Sanidad. También habló de decisiones como “revertir algunos copagos farmacéuticos” y la implantación de la “sanidad universal”, cuestiones que crean tensiones en las arcas públicas de las comunidades y que deben resolverse también en el seno del Consejo Interterritorial.

De igual manera defendió un “pacto de Estado en Educación” así como que sería “bueno” que hubiera “unas bases mínimas” sobre cómo se enseña la historia de España en todas las comunidades, o la necesidad de plantear un única prueba de acceso a la universidad en toda España en lugar de las 17 que existen en la actualidad.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba