Economía

Tres euros más para llenar el depósito en 2019

El impuesto de Hidrocarburos aplica un incremento de 4,8 céntimos al litro de combustible en Castilla y León

Llenar el depósito costará unos tres euros más más a partir del 1 de enero. 2019 llega a Castilla y León con una subida de los precios de los carburantes, que además de los vaivenes del mercado, aplicarán un incremento de 4,8 céntimos por litro -5,8 con IVA-, fruto de la entrada en vigor de la modificación del Impuesto de Hidrocarburos, que recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2018, elaborados por el Gobierno de Mariano Rajoy.

 

El Gobierno decidió derogar la figura del tipo autonómico del impuesto especial, que entró en vigor el 1 de enero de 2013, en sustitución del anterior tramo autonómico del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, más conocido como céntimo sanitario y declarado ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Por ello, una vez eliminada la tarifa autonómica, amplía la estatal hasta alanzar el máximo en todo el país.

En ese sentido, el tramo que manejaban las comunidades, y que Castilla y León mantenía a cero, se integra en el estatal, que pasará de 24 a 72 euros por 1.000 litros, como resultado de sumar, a los 24 euros estatales del tipo especial actual, los 48 euros -4,8 céntimos por litro- procedentes del tipo autonómico que se deroga.

Asimismo, se unifica el impuesto para todas las comunidades, aplicando los 48 euros autonómicos a todas las comunidades por igual, evitando la diferenciación geográfica. Por tanto, a partir del 1 de enero, el próximo impuesto especial sobre el repostaje subirá en 4,8 céntimos por litro en Castilla y León, País Vasco, Cantabria, La Rioja y Navarra. Además, lo hará en Madrid en 3,1 céntimos por litro; en Aragón, en 2,4 céntimos por litro; en Extremadura, un céntimo y en Asturias, 0,8 céntimos.

Por tanto, Castilla y León forma parte del grupo de comunidades donde el cambio en el impuesto será más negativo para los turismos y vehículos comerciales de menos de 3,5 toneladas, puesto que la Junta no lo aplicaba. Para los profesionales del transporte, la devolución máxima del gasóleo profesional se mantiene en los actuales 49 euros por cada 1.000 litros, con un tope de hasta 50.000 litros por vehículo pesado (hasta 2.450 euros por vehículo y año).

El sector agrícola queda finalmente exento de esta subida al seguir teniendo el tratamiento de gasóleo profesional, lo que va a impedir que se vea afectado por el incremento. Aunque desde las organizaciones agrarias reconocieron que al final afecta a todos, defendieron que el ámbito profesional tiene que tener un tratamiento diferente ante la imposibilidad que tienen los productores de repercutir el aumento de los costes en el precio de venta de los productos.

A por las más baratas

Un vehículo con un depósito de 50 litros tendrá que hacer frente a un sobrecoste de casi tres euros, tanto si es diésel como si utiliza gasolina. No obstante, las diferencias varían según la estación de servicio que se elija para repostar. Así, los últimos precios facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica, reflejan que la gasolina 95 más barata es la que vende una gasolinera de Arcos (Soria), con 1,029 euros por litro, frente a la mas cara de Los Balbases (Burgos), con 1,299, es decir 2,7 céntimos por litro.

En cuanto a la gasolina 98, se puede echar a 1,12 euros en Golmayo y la ciudad de Soria, frente a los 1,428 de Basconcillos del Tozo (Burgos). El gasóleo A más barato es el de Arcos (Soria) y Villaquejida (León), con 0,989 euros, frente a Los Balbases (Burgos).

Finalmente, el gasóleo B de menor precio es que se se vende en Carrión de los Condes (Palencia), con 0,646 euros y Valseca (Segovia), Sancti Spiritus y La Fuente de San Esteban, en Salamanca, a 0,99 euros euros. Además, el denominado nuevo gasóleo A se suministra en Soria a 1,03 euros, y en Arapiles (Salamanca), a 1,289 euros.

Nuevo recargo

La aplicación de la tarifa del Impuesto de Hidrocarburos ya la experimentaron los conductores que repostaron en Castilla y León entre marzo de 2012 y enero de 2015. Durante ese periodo, la Comunidad aplicó el tramo autonómico, lo que unido al IVA, supuso un añadido de 5,8 céntimos de euros por litro, IVA incluido. Esta cantidad se rebajó a 1,9 céntimos.

Sin embargo, con la llegada en 2016 del nuevo año y la entrada en vigor de la Ley de Medidas Tributarias, desapareció el tramo autonómico del impuesto especial de hidrocarburos en la Comunidad, implantado en marzo de 2012 para financiar los servicios públicos.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba