Local

La ‘bestia del este’ llega a Salamanca

Aemet alerta de un desplome de las máximas a partir de este jueves que el viernes alcanzan los -5º

 

La ‘bestia del este’ llega a Salamanca y el viernes ‘rugirá’ con fuerza porque se alcanzarán los 5º bajo cero de mínimas y no se llegará a los 5º de máxima

 

ICAL.  La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alerta de la llegada a la Península de una masa de aire polar llega empujada por vientos del norte que, en el caso de Castilla y León, provocará un desplome de los termómetros a partir de la tarde de mañana jueves, especialmente de las temperaturas máximas, que se acentuará el viernes, cuando en muchas zonas no se superarán los cinco grados de máxima.

Para mañana los avisos de la Aemet por frío afectan a toda la provincia de Soria, a Sanabria (Zamora), a zonas de la Cordillera Cantábrica de León y Palencia, a comarcas del Sistema Central en Ávila y en Segovia, y a zonas de la Cordillera Ibérica en Burgos. Además, la probabilidad de precipitaciones débiles, preferentemente en la primera mitad del día, se reducen al extremo nordeste. La cota de nieve se sitúa entre 600 y 800 metros, bajando a lo largo del día a los 400.

En cambio, para el viernes, día 11 de enero, los avisos por bajas temperaturas se extienden a todos los puntos de la comunidad, con temperaturas que podría superar los diez grados bajo cero en zonas del Sistema Central, comarcas leonesas de la Cordillera Cantábrica y en Sanabria. No se descartan precipitaciones débiles en el extremo nordeste de la Comunidad, que podrían ser de nieve por encima de 300 a 500 metros.

La Aemet espera que las temperaturas diurnas comiencen a recuperarse el sábado, mientras que las nocturnas lo hagan a partir del domingo. Para este fin de semana y los primeros días de la semana siguiente es probable que continúe la estabilidad, con cielos poco nubosos y sin precipitaciones en la mayor parte de España.

A pesar de esta caída de las temperaturas, la Aemet no califica este episodio como ola de frío, ya que en principio, no se superarán los umbrales para considerarlo como tal. Desde 2001, en España se han registrado 22 olas de frío. Los inviernos con más episodios de este tipo son los de 2005-06, 2009-10 y 2011-12, con tres cada uno.

La ola de frío de entre el 13 y el 29 de diciembre de 2001 fue la más duradera (17 días) y la más intensa (con una anomalía térmica de menos cinco grados centígrados por debajo de lo normal), en tanto que la más extendida ocurrió del 8 al 15 de febrero de 2012 (llegó a 39 provincias) y la de la temperatura mínima media más baja fue la del 18 al 21 de diciembre de 2011 (nueve grados bajo cero como valor promedio del día más frío).

La última ola de frío considerada como tal se registró del 4 al 6 de febrero de 2018, afectó a 13 provincias y tuvo una anomalía térmica de 1,5 grados y una temperatura mínima promedio de menos 5,3 grados.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba